Menú de categorías

| Jun 26, 2009 | En profundidad

Cabecera: ¿Residencial o comercial?

El enfrentamiento entre un grupo de comerciantes de Cabecera del Llano y residentes del sector, dejó al descubierto un problema de fondo que tiene sus raíces en determinaciones de administraciones pasadas, pero que debe ser resuelto a la mayor brevedad y pensando en un beneficio general.

Así está planteada hoy la situación de un problema que puede tener graves implicaciones en diferentes sentidos y al cual ya la Alcaldía de Bucaramanga ha decidido meterle mano para buscarle la mejor solución.

Al cierre de algunos establecimientos comerciales ocurrido en días pasados, se agregan ahora otros ingredientes que podrían terminar con el cierre de más negocios.

En contra de los negocios

La situación actual presenta a una parte de la comunidad liderada por algunos abogados del sector que se oponen rotundamente al funcionamiento de algunos negocios, especialmente bares, licoreras y discotecas, enfrentada a otro grupo de personas, el de los comerciantes, que defienden su derecho al trabajo y se amparan en permisos y viabilidades dadas con anterioridad para defender su patrimonio.

Mediante acciones populares y derechos de petición, los denunciantes no sólo han conseguido sellar algunos negocios del sector, sino que tienen contra la pared a la Administración Municipal que le ha tocado responder gran cantidad de demandas.

Este grupo de personas respalda su posición argumentando que el Plan de Ordenamiento Territorial –POT- les da las herramientas para exigir la salida de varios negocios de la zona, así como el cierre de otros por, supuestamente, incumplir normas urbanísticas.

“Próximamente va a haber un fallo histórico y va a sentar un precedente a nivel nacional, en torno al uso del suelo que es inviolable”, señala don Jorge Reyes residente en la zona y quien respaldó una acción popular en este sentido así como lo hicieron otros cientos de ciudadanos.

Según esa herramienta jurídica los residentes en la zona buscarán que tanto bares como discotecas y licoreras salgan del sector y sean reubicadas en otro lugar de la ciudad.

La misma acción busca que se hagan cumplir las normas de urbanismo como destinación de zonas de parqueos, y se respete la tranquilidad del sector controlando el ruido, la invasión del espacio público, entre otros.

La defensa de los comerciantes

Por parte de los comerciantes existe preocupación y tranquilidad.

Varios de ellos están preocupados por las consecuencias que puedan

tener las acciones populares, pero a la vez se muestran tranquilos el funcionamiento de sus negocios ha estqado sujeto a permisos dados con anterioridad por las instituciones encargadas de velar por el funcionamiento del sector.

“Nosotros tenemos los permisos en regla, somos negocios sanos que sólo buscamos darle empleo a unas personas y diversión a la ciudad”, sostuvo uno de los dueños de negocios del sector.

“Hemos acatado las recomendaciones que se nos han hecho, hemos invertido en mejorar nuestros negocios para una mejor convivencia y ante todo no queremos chocar con la comunidad”, sostienen.

La posición de la Alcaldía

Frente a todo este problema la Alcaldía de Bucaramanga tiene una posición muy clara y es la de buscar una solución que beneficie a todos.

En este sentido, el secretario de Planeación, Rodrigo Fernández, le dijo a esta redacción que “vamos a privilegiar la convivencia”.

Argumentó que se revisarán algunas normas para favorecer a la comunidad pero sin perjudicar a los comerciantes.

“Hay normas que permiten resolver el problema sin tener que cerrar más negocios”.

En concepto de la Alcaldía el Plan de Ordenamiento Territorial debe ser mirado con sentido común sin ser exegéticos.

“Cabecera está clasificado en el POT como múltiple, es decir puede haber viviendas y funcionar negocios como discotecas y bares siempre y cuando cumplan ciertos requisitos. Lo que hay que buscar es cómo hacer para que no haya traumatismos”.

Fernández reconoció que en la zona se han presentado casos de negocios que han violado las normas como construir sin permiso, a los cuales ya se les ha sancionado.

El funcionario precisó que es interés de esta administración llegar a un acuerdo con los dueños de los negocios y los residentes, aclarando que durante el actual gobierno no se ha dado un solo permiso para el funcionamiento de establecimientos nuevos de este tipo en la zona.

En investigación

Hasta la Contraloría y la Fiscalía ha llegado el caso de Cabecera.

Según los residentes, se adelanta la investigación preliminar No. 3143 en la Contraloría Municipal contra algunos funcionarios por el no pago del compensatorio ordenado en el decreto 0067/2007 en el que se causaría un presunto daño patrimonial contra el Municipio.

Mi País reabrió

El caso del bar Mi País que había sido sellado de manera indefinida la semana pasada se resolvió a  favor del negocio.

Obedeciendo una orden judicial la Alcaldía lo había cerrado por no tener parqueaderos. Sin embargo los dueños pudieron demostrar que ya habían corregido este error.

Los puntos clave

La Alcaldía ha planteado las siguientes soluciones.

1. Para el problema de parqueaderos.

• Que los comerciantes se asocien y hagan un edificio de parqueaderos en la zona.

• Hacer el pago compensado. Es decir que se pague a la Alcaldía por los parqueaderos que no se construyeron.

• Usar los parqueaderos colindantes que en horas de la noche no tienen uso.

2. En torno al escándalo.

Se buscará que haya mayor presencia de la Policía en la zona para controlar la situación.

3. Invasión del espacio.

Se solicitarán recorridos frecuentes de los agentes de Tránsito para evitar el mal estacionamiento.

Amenazan más  cierres

Según los vecinos del sector, con las acciones interpuestas vendrán más sellamientos de negocios, no sólo bares y discotecas.

¿Las razones?: No tienen zonas de parqueo, invaden el espacio público o han cambiado el uso del suelo.

Comentarios

  1. Miguel Jaimes dice:

    El anden del costado sur del Club Campestre se encuentra practicamente intransitable. Es el colmo que una institución de esa categoria mantenga en tan mal estado un espacio publico destinad exclusivamente para la mo ovilización de peatones.

  2. oscar hernandez dice:

    muy buenas todas aquellas intervenciones que hacen las personas quevelan por sus intereces…..me refiero aquellos vecinos que hacen respetar el sector de aquellos que quieren agrandar sus bolsillos sin importar si incomodan o dañan la tranquilidad de un sector familiar……asi mismo seria bueno que investiguen sobre auqellas funerarias y/o salas funebres que funcionan sin tener en cuenta las mas minimas normas urbanisticas y que sin explicacion alguna la administracion municipal entrega viabilidad y licencias de funcionamiento…….me pregunto…si no tienen licencias de construccion y son obras selladas y no cumplen con las normas urbanisticas…COMO LA ADMINISTRACION MUNICIPAL LES HA ENTREGADO LICENCIA DE FUNCIONAMIENTO???? QUE PALANCA TIENEN EN LAS SECRETARIAS DE HACIENDA, PLANEACION, INDUSTRIA Y COMERCIO Y LA MISMA POLICIA QUE A PESAR DE LAS QUEJAS DE LOS VECINOS DEL SECTOR DEL BARRIO MEJORAS PUBLICAS EN LA CALLE 40 ENTRE CARRERAS 28 Y 28A….NO SE HA HECHO NADA??????

  3. Miguel Jaimes dice:

    Felicitaciones a las personas residentes en Cabecera del Llano de Bucaramanga,por estar defendiendo juridiamente el espacio público que pertenese exclusivamente a la comunidad para su libre movilización, y no a quienes lo están utilizando con ventas ambulantes y parqueaderos. Las discotecas, cantinas, bares, desnucaderos y veterinarias deben funcionar fuera de la ciudad cerca a los moteles, y no dentro de los barrios residenciales de la ciudad. En esos sitios no se requiere de mucha fuerza pública para imponer el orden y la tranquilidad ciudadana.