Menú de categorías

| Jun 19, 2009 | Punto de Vista

El alcoholismo se puede enfrentar

Esta enfermedad física y mental no es irreversible, pero se puede controlar.

Como una enfermedad, algo incontrolable que no se puede resistir y que deja huella en la vida de quienes la padecen.

Así es como se ve al alcoholismo, un problema que no sólo involucra lo físico sino también lo emocional y que muchas personas desconocen o son incapaces de aceptar.

Y aunque se le quiera estigmatizar o incluir sólo en algunos círculos sociales, el alcoholismo no distingue edad, religión o clase social y se puede mimetizar en cualquier parte.

Un documento publicado en por la Organización Mundial de la Salud en su sitio web, considera que “el alcoholismo es un trastorno que tiene una causa biológica primaria y una evolución natural previsible, lo que se ajusta a las definiciones aceptadas de cualquier enfermedad”.

Asimismo, diversos factores influyen en que cualquier persona pueda padecerla, ya sea por herencia familiar, factores sociales o problemas psicológicos, entre otros, y en cada uno su progreso es diferente.

Según un médico vinculado a A.A., esta enfermedad “empieza cuando hay pérdida del control de la voluntad”, por eso es importante aclarar que no todo el que bebe es alcohólico, pero también pueden existir personas que no beben todos los días pero padecen el alcoholismo.

Cuáles son los síntomas?

Según los miembros del Capítulo Santander de AA, los síntomas no son los mismos para todos, pero sí hay algunos signos que pueden empezar a develar que la enfermedad está presente en la vida de una persona.

Algunos de ellos son que las personas encuentren serenidad y confianza frente a otras personas cuando consumen alcohol, que se emborrachan cuando no planean hacerlo, tratan de controlar su forma de beber cambiando de tipo de licor, o lo esconden y mienten sobre su forma de beber.

En otros casos, aparecen las lagunas (no recordar nada de lo que dijo o hizo mientras estaba en estado de embriaguez), se bebe en las mañanas para contrarrestar el guayabo y en algunas personas llegan a aparecer situaciones tan complejas como temblar violentamente o tener convulsiones cuando dejan de beber.

Para los médicos que hacen parte de esta comunidad, la manera de contrarrestar los efectos del alcoholismo es sólo una, dejar de beber.

La enfermedad se controla, pero no desparece, y es por eso que personas que han estado sobrios durante mucho tiempo pueden recaer.

Lo más importante a la hora de recibir tratamiento es que las personas se den cuenta de su situación, algo que deben hacer por sí mismos, que entiendan cuándo su intranquilidad mental, sus problemas familiares o de otra naturaleza son el resultado del excesivo consumo de alcohol.

¿A dónde acudir?CUBA RUM

Quienes quieran información pueden acudir a la Oficina Central de Información ubicada en la carrera 36 No. 42 – 85 (2° piso) o comunicarse al teléfono 634 0643.

Novena Convención Nacional

Por segunda vez Bucaramanga reunirá a los miembros de la Comunidad de Alcohólicos Anónimos, AA, de todo el país y contará también con la presencia de invitados especiales procedentes de países como Estados Unidos, Canadá y México.

Se trata de un espacio de encuentro espiritual que se celebra cada 5 años y que tiene entre sus propósitos compartir experiencias, fortaleza y esperanza.

Además, es un evento a través del cual se envía un mensaje a todas las personas que están en busca de ayuda para enfrentar el alcoholismo.

La actividad se cumplirá desde el 19 hasta el 22 de junio en Cenfer y durante su realización se abordarán temas relacionados con la recuperación, la unidad y el servicio.

TEST: ¿Cómo saber si es alcohólico?

Responda sí o no a las siguientes preguntas. Cualquier persona que conteste sí a cuatro o más de estas preguntas tendría tendencias alcohólicas definidas.

1. ¿Ha tratado alguna vez de no beber por una semana (o más), sin haber logrado cumplir el plazo?

2. ¿Le molestan los consejos de otras personas que han tratado de convencerle que deje de beber?

3. ¿Ha tratado alguna vez de controlarse cambiando de una clase de bebida a otra?

4. ¿Ha bebido alguna vez por la mañana durante el último año?

5. ¿Envidia usted a las personas que pueden beber sin que esto les ocasione dificultades?

6. ¿Ha empeorado progresivamente su problema con la bebida durante el último año?

7. ¿Ha ocasionado su modalidad de beber problemas en su hogar?

8. ¿En reuniones sociales donde la bebida es controlada, trata usted de conseguir tragos extra?

9. ¿A pesar de ser evidente que no puede controlarse, ha continuado usted afirmando que puede dejar de beber por sí solo cuando quiera hacerlo?

10. ¿Ha faltado a su trabajo durante el último año a causa de la bebida?

11. ¿Ha pensado alguna vez que podría tener más éxito en la vida si no bebiera?

Fuente: Alcohólicos anónimos.

Comentarios

  1. luis gerardo jaimes dice:

    necessito ayuda soy un completo alcoholico, estoy perdiendo mi hogar, me torno agresivo, tomo durante dias, a punto de perder mi trabajo mis hijas las estoy perdiendo, me deprimo y me dan ganas de quitarme la vida. que hago quiero empezar a desintoxicarme ayudame.