Menú de categorías

| Jul 10, 2009 | Tendencias

Santander se vistió de moda

Colorido, versatilidad y prendas adaptables al ritmo de vida de la mujer actual hicieron parte de las propuestas presentadas por los diseñadores en el Santander Fashion Week.

En esta cuarta edición se dieron a conocer las tendencias para la temporada primavera verano 2010, con la participación de diseñadoras como Mercedes Reyes, Ángela Herrera, Carolina Galvis, Diana López y Silvia Alfonzo, entre otras.

Según Luisa Fernanda Montero, de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, “durante este evento, las prendas, calzado, accesorios y styling hicieron una clara referencia a la personalidad de las mujeres que siempre buscan propuestas que se ajusten a su agitado ritmo de vida”.

Se utilizaron telas suaves y flexibles, predominaron los colores cálidos y primaverales como blanco, amarillo o beige, mezclados con tonalidades más fuertes.

Vestidos y mini vestidos

Inspirados en una mujer ‘camaleónica’, que elige diseños inspirados en el medio ambiente, pero también en el urbanismo y el dinamismo de la vida moderna.

En ellos hay influencia geométrica y arquitectónica y se trabajaron en textiles como el lienzo de la tierra mezclado con bases suaves como satín, tafeta de seda, algodón, organza de seda y lino puro, entre otras.

Predominaron los tonos oscuros con pálidos y terracotas. Colores neutros como el beige, blanco y dorado se vieron mezclados con negro y aplicaciones multicolores.

Accesorios

En materia de accesorios se vio de todo, desde sombreros Wayú elaborados por los indígenas artesanos de la Guajira, collares en guaya de plata y retales de tela y brazaletes en semillas y madera, hasta pulseras en organza y bisutería fabricada con semillas de tagua y castañetos, electroplata y madera.

Muchos de los accesorios se inspiraron en las tribus indígenas africanas bis, corbatas, tirantes, pectorales, tocados y brazaletes elaborados en sintéticos de alta tecnología.

Se vieron igualmente sandalias en cuero y correas en cuero con fique tejido en macramé, al igual que zapatos de tacón elaborados en telas estampadas, juegos de carteras, zapatos y cinturones del mismo estilo y de colores fuertes.

Otras prendas

Como prendas destacadas e infaltables en las pasarelas estuvieron los tops, pantalones y faldas.

Por ejemplo, top ajustado con efecto peplo con pantalón corto estilo militar y top ajustado sobre vestido en forma de ánfora.

En el caso de los pantalones, estos son cortos con caderas agrandadas, cortos ajustados en telas crujientes, opacos y semi transparentes. Son de estilo sudadera (finos y ajustados) o estilo militar (cortos y ligeros). Sin flexibles y acampanados.

Si de las faldas se trata predominaron aquellas ajustadas, con formas abombadas, otras completamente arrugadas, de estilo cenefa, o pequeñas en forma de campana.

Más fotografías

[nggallery id=27]