Menú de categorías

| Jul 24, 2009 | Nuestra Gente

Un revelador de historias

Emilio Arenas

Emilio Arenas

La vida de Emilio Arenas ha recogido esa gran cantidad de interrogantes ocultos en la historia de los santandereanos.

Ya ha escrito siete libros, todos ellos producto de una consciente investigación en diversos temas, pero que recogen un

solo propósito, conocer los detalles que antecedieron la actualidad de la ciudad y el departamento.

Emilio nació en Bucaramanga, en la carrera 9ª con calle 31, y vivió en una casa cuyo terreno es ocupado hoy por uno de los

carriles de esa carrera.

De su antiguo hogar aseguró que “eran los dominios de la Payacuá, la antigua calle de los escalones. Ahí terminaba

la meseta, entonces se abría como un nacimiento de agua que era de donde se surtió la gente de la ciudad durante mucho tiempo, porque

solo hasta 1930 hubo acueducto”. Vivió también en el barrio Gaitán de donde contó que había gente muy buena pero “era un barrio de migrantes desplazados de la violencia bipartidistas y entonces hasta allá cazaban la gente y eran frecuentes esas noticias de muerte”.

Hijo de una mujer campesina, creció en una familia de cuatro hermanos, pero su deseo de conocer nuevas cosas lo alejaron de ese hogar

cuando sólo tenía unos 13 años. “Empecé una vida de aventura, me fui de la casa, abandoné el estudio (la primaria). Fue una etapa difícil,

pero interesante porque hay unas experiencias con la libertad muy amplias, que no se las puede permitir en el hogar”, recordó.

Estuvo en la costa y entre sus actividades estuvo ir a Venezuela y a Maicao, un poco cuando se podía embarcaba y navegaba por el Caribe

y Centro América, hasta que llegó a la edad de prestar el servicio miliar Infantería de Marina y trabajó como guardabosques.

Después de varios años regresó a Bucaramanga. Para entonces había adquirido ese deseo insaciable e incurable de leer. Tenía una gran capacidad

para almacenar y relacionar información.

Luego de validar su bachillerato realizó estudios de sociologíaen la Universidad Industrial de Santander, UIS, gracias al abogado

Alonso Carrascal. Según él “la elección fue tomada a cara y sello, pero creo que fue muy afortunada. Ingresé inicialmente como asistente,

me gustaba”. En la sociología encontró el interés por lo social, algo que se ha visto en sus 7 obras ya publicadas y una

más en proceso, en los programas de televisión de Los caminos del Gran Santander, entre otros proyectos, y en

su gestión en diferentes ámbitos. Su trabajo de tesis y luego su primer libro, recogieron detalles de la Casa del Diablo,

un primer acercamiento al dominio de la historia. Desde allí le tomó amor a los archivos y a sumergirse en ese material primario.

En sus investigaciones, “uno no está detrás de los personajes sino detrás de los procesos, pero finalmente para desembocar en una

compresión que le permita no sólo entender el presente sino hacer la prospectiva que es absolutamente crucial, porque uno no sabe

cómo hacen los planos si no tienen idea de dónde vienen ni hacia dónde van”.

Trabajó con la UIS en proyectos de investigación, fue asesor en temas culturales del presidente Virgilio Barco, docente de la Universidad

Santo Tomás y actualactualmente trabaja en un proyecto con la Casa del Libro Total.

Cuando no está involucrado en el mundo histórico tiene una disciplina que lo ha acompañado toda la vida, el atletismo.

Su labor puede ser catalogada como satisfactoria, su legado al conocimiento ya es conocido y hallar los resultados para él ha sido fácil, lo difícil

en su opinión es que le crean y que quienes lo escuchan se permitan nutrir lo que les han enseñado.

Comentarios

  1. rene mantilla dice:

    En verdad el conocimiento sobre nuestro departamento y su desarrollo historico….Emilio lo ha plasmado con mucho tacto y creo que ha cocnocido y tiene muy buenos argumento…muy buen catedratico….Hagale profe…!

  2. Jose dice:

    Es un gran representante de la conciencia historica y la necesidad de plasmar el conocimiento y compartirlo para generar identidad como santandereanos…