Menú de categorías

| Jul 17, 2009 | Nuestra Gente

Yo empecé con los jingles

Ánderson Cepeda Gómez.

Ánderson Cepeda Gómez.

Tal vez muchos hayan tarareado algunos de los temas de Bon Ice o recuerden la cortinilla musical de Jarris, o de pronto se les pegó la canción que promovía la candidatura de Horacio Serpa a la Gobernación.

Como estos, muchos otros temas comerciales han penetrado nuestros oídos producto de la reproducción que hace la radio.

Pues bien, detrás de esto hay un santandereano creativo, innovador y de mucho talento: Ánderson Cepeda Gómez.

Él, al igual que otras personas, tuvo que comenzar con tropiezos, con poca credibilidad entre su clientela, pero con unas ganas y perseverancia que superaban cualquier obstáculo.

La primera vez que se lanzó a hacer la musicalización de un producto le menospreciaron su trabajo, le dijeron que no servía y lo enviaron con su música a otra parte.

Anderson le había dedicado tiempo y trabajo a una creación musical para una empresa de helados de esta ciudad.

Su talento, sumado a sus estudios en el Dicas y a su título como Licenciado en Música de la UIS, le daban las herramientas y la certeza de que era capaz de lograr cosas buenas. Por eso, no se desanimó.

Su pasión por la música le nació desde muy pequeño y cuando apenas tenía 9 años se vinculó al grupo coral Éxodo, donde permaneció durante 30 años, primero como vocalista y luego como manejador de los teclados.

Con esta agrupación tuvo su primera gran presentación en vivo al ser telonero del afamado grupo puertorriqueño Menudo, el día que se presentaron en el Club Unión.

Pero una de sus mejores experiencias fue la vez  que tuvo que manejar toda la parte musical de la visita del Papa Juan Pablo II a Bucaramanga.

Ese día tuvo bajo su batuta 10 mil voces de jóvenes de diferentes colegios de Bucaramanga.

Con mi gudiz soy feliz…17gecab04a005

Su gusto por la creación de temas musicales para comerciales o programas fue saliendo a flote casi desde cuando estudiaba en el colegio La Salle.

El escuchar a Jaime Valencia y su célebre tema de Gudiz de Jacks Snacks, lo dejaba perplejo, y le generaba una inquietud y una admiración que aún hoy reconoce.

Por ese entonces en Bucaramanga este asunto de generar música para comerciales era realmente incipiente, entre otras cosas, porque había solamente un estudio de grabación con cuatro canales en toda la ciudad.

Se trataba de un estadio ubicado en Omnicentro, que era utilizado por algunas personas que manejaban todo lo referente a la radio.

En este estudio Ánder-son hizo sus primeros pinitos, luego de superar ese ingrato recuerdo de su primer cliente.

Sin embargo, él estaba para cosas importantes. Por eso, con pasión por lo que hacía empezó haciendo un jingle para Cerámica Italia, que le fue abriendo puertas y labrando un camino seguro.

Después vinieron trabajos para diferentes empresas como Sonreir, La Canasta y muchos más que aún hoy suenan en las emisoras y programas de televisión.

Durante su crecimiento como productor Ánderson se asoció con los hijos del maestro Espinoza, con quienes montó un estadio de grabación de 16 canales. También trabajó al lado de Juan Carlos Guerrero (hijo del maestro Alfonso).

Hace algún tiempo se fue a Los Ángeles (EU) a estudiar producción y hace dos años tuvo el agrado de alternar con el baterista de Michael Jackson en un evento al cual fue invitado como pianista de una banda de esa ciudad.

También estuvo en Nueva York donde logró hacer amistad con la cantante de Blondie con quien mantiene contacto.

Hace algún tiempo regresó a su ciudad, se instaló en Pan de Azúcar donde tiene su estudio de grabación y se ha dedicado a la creación.

17gecab04a004

También es el pilar de la agrupación Jhakima con la cual realiza una fusión de reagae con música del Pacífico.

Por estos días, Ánderson trabaja en el montaje de un tributo a Michael Jackson, que próximamente será presentado en nuestra ciudad.

Cómo se hace un jingle

Según Ánderson para hacer un buen jingle, primero se habla con el cliente en torno a que lo quiere.

Se analizan las características del producto y el público al cual va dirigido.

Además se hacen pruebas para establecer cuál puede ser la mejor manera de llegar al consumidor.

Poco a poco, Ánderson va creando la letra y le va dando armonía con la música hasta lograr el resultado definitivo.

Comentarios

  1. gerardo dice:

    felicitaciones,yo tambien soy un aficionado de jingles en mi pequeña ciudad.creo que anderson es otro quique santander o jaime valencia.que lo nesecitamos aqui EN NUESTRO PAIS,como me agradaria conocerle,Dios le siga bendiciendo

  2. Giancarlo Luna dice:

    Felicitaciones.. esta es la clase de gente pujante que genera nuestra ciudad… no importa la rama del conocimiento, hay berraquera de donde se pueda sacar provecho, No necesitamos gente de afuera… aquí tenemos lo mejor.