Menú de categorías

| Oct 30, 2009 | En estas calles

Cebras: Falta conocimiento y respeto

Viernes 4:28 p.m. La carrera 33 frente a las instalaciones del Club Unión y el antiguo Rancho es como siempre a esa hora una aglomeración de carros, vendedores ambulantes y transeúntes.

Una cebra recientemente pintada en el piso indica por dónde deben cruzar la vía los peatones. Ubicado sobre uno de los costados de la vía, un periodista de Gente de Cabecera observa durante treinta minutos lo que sucede en ese lugar. El primero en intentar pasar de oriente a occidente es un señor de gafas. Se para en la acera pero un bus le obstaculiza la visibilidad; da dos pasos, el bus parece arrancar y lo hace devolver.

Mientras tanto carros y motos pasan raudos por el costado. Después de 20 segundos de espera, por fin un taxi se apiada del hombre y se detiene para que pueda pasar. En ese momento ya han llegado al mismo punto otras tres personas que aprovechan para cruzar. Luego una señora con una niña quiere llegar al separador; coge de la mano a la menor y se lanza a la vía, llega al separador y quiere pasar al otro lado pero ningún carro se detiene para cederles el paso. Al final le tocó esperar a que no viniera ningún vehículo para atravesar a paso rápido. El caso que más llama la atención vino después. Otra señora con una niña y un bebé en un coche hace el intento de cruzar. Sin embargo, un bus está parado justo encima de la cebra. En vista de que no puede pasar se corre un metro con su niña y su coche, trata de observar por encima del capó del bus si no vienen carros y se lanza.

Al llegar a la mitad debe detenerse y ahí sí una moto y un carro particular le ceden el paso. Igual le aconteció a una pareja de jóvenes enamorados, que tomados de la mano buscaron llegar al separador de la 33 pero un taxi decidió posarse sobre la cebra para esperar clientes. Minuto a minuto es más difícil Transcurridos 15 minutos han pasado cerca de 40 personas por la cebra y otro tanto lo ha hecho por lugares diferentes, algunos por desconocimiento de las normas y otros porque los buses y carros les bloquean el paso. Tal vez los quienes más sufren para atraesar la vía son las personas de la tercera edad. Durante este ejercicio una pareja de ancianos debió esperar casi un minuto en el andén para que un taxi decidiera detener su marcha y darles prelación.

30gecab04a004Como ellos otras decenas de personas entre niños, jóvenes, mujeres, hombres y ancianos, deben hacer malabares para llegar al otro lado de la carrera 33 en un verdadero desfile de valientes y osados.

A las 4:58 p.m. terminó la observación. El balance: 87 personas cruzaron la cebra; 4 taxis se pararon sobre ella en busca de carrera; dos buses hicieron lo mismo para recoger pasajeros; 1 moto esperaba a alguien… por fortuna no hubo ningún accidente.

Sin embargo, a esa hora empieza a crecer el flujo vehicular y de peatones por la zona.

Es sancionable

Violar el espacio del peatón es una conducta sancionable. Así lo sostiene la directora de Tránsito, Liliana Sarmiento, quien señaló que las cebras son para uso de los peatones, quienes deben “transitar por ahí cuando vean que pueden hacerlo porque no hay vehículos. Al pasar masivamente los carros deben tener cuidado, disminuir la velocidad y si el peatón ya está en la vía tiene toda la prelación”.

Agregó que en Cabecera se hizo la demarcación correspondiente en varios sitios que fueron solicitados por la comunidad y los comerciantes.

‘Falta más conciencia’: Fundación Terpel

La Fundación Terpel a través de su programa Valientes ha trabajado incansablemente en busca de fomentar la cultura ciudadana en este sentido. Sandra Serrano, encargada del programa en Bucaramanga, reconoce que hay desconocimiento tanto de peatones como de conductores en torno al uso de la cebra. Sin embargo, destaca que la mayor cantidad de faltas las comete el conductor. “Falta hacer trabajo con los conductores para que ellos reconozcan al peatón como un elemento fundamental. No hay conciencia de que el peatón lleva la vía y que hay que respetarlo”, sostiene. En torno a la reacción de los chóferes cuando se les advierte del error sostiene que “la mayoría son receptivos y escuchan, pero a otro gran porcentaje no le interesa y se justifican en que no hay tiempo, que van de afán, que si le dan paso al peatón se retrasan”, señala.

Comentarios

  1. victor manuel dice:

    hola buenos dias tengo una inquietud en mi municipio han señalizado en el pavimento de casi todas las esquinas de las calles con la señal de PARE, en el lugar donde debe de ir la señal DE CEBRA, que debo de hacer para que se señalice las CEBRAS y se repete el paso peatonal, y con fundamento juridico en que norma.