Menú de categorías

| Oct 30, 2009 | En profundidad

El agua aún necesita de nuestros cuidados

Continuando con los temas ambientales que preocupan a la población mundial Gente publica en esta ocasión cuidados que se pueden tener con el agua.

Aunque la época de sequía que mantuvo en vilo durante mucho tiempo a todo el país fue calmada por fuertes lluvias, el cambio climático sigue siendo una realidad y todos los habitantes de la Tierra están llamados a tener cuidado con su planeta. De hecho, el estudio entregado el pasado martes por un experto inglés señaló que Colombia sufriría grandes tragedias ambientales a causa del cambio climático.

Una de las mayores preocupaciones de las organizaciones que luchan por el ambiente está concentrada en el cuidado del agua. Gente de Cabecera, con asesoría de la Fundación Ambiental Chiminigagua y el Manual para el Manejo Inteligente del Agua del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, le muestra algunos datos sobre el consumo de este líquido y las formas en las que se puede ahorrar.Para tener en cuenta

Aproveche el agua de lluvia al máximo. Recójala y utilícela.

• Use el medidor para detectar la existencia de fugas ocultas en su instalación domiciliaria. Cierre todas las llaves, vea si la aguja se mueve, si nota algún movimiento actúe de inmediato.

• Mida su gasto del agua y compare con sus recibos anteriores para saber si ahorró. En esta tarea se gasta el 25%. Una persona gasta en promedio de 140 a 160 litros de agua en un baño de 5 minutos.

• Tome duchas más breves.

• No desperdicie agua mientras llega la temperatura deseada. Mientras sale fría puede recogerla en un balde para utilizarla en el lavado de ropa, regar plantas o asear la casa.

• Al afeitarse enjuague y limpie su máquina de afeitar en un recipiente.

• Utilice un vaso para cepillarse los dientes.

Usar solo lo necesario

Una regla básica que ayuda con la conservación del agua es usar solo lo que se necesita. En cada una de sus labores diarias cada persona consume en promedio un porcentaje de agua. Por eso, a través de pequeños cambios en cada uno de estos lugares pueden producirse grandes ahorros que permitirán la conservación del preciado líquido.

Riego de jardines

El 4% de agua se gasta en esta tarea.

• Riegue los jardines una vez a la semana preferiblemente en la noche.

• Los andenes y calles no se deben barrer con el chorro de la manguera.

En la cocina

Un 18% del gasto de agua mensual se consume en este lugar. Algunas formas de ahorrar agua son:

• Tapar el lavaplatos cuando se estén aseando.

• El agua con la que es hervida los vegetales, es nutritiva y puede usarse para sopas y salsas.

• Descongelar los alimentos con temperatura ambiente y no derramar el agua. Lavado de ropa En este oficio se gasta un 29%.

• Si lava la ropa a mano, tape le sifón del lavadero para que el agua con la que se enjuaga la primera tanda sirva para remojar la segunda y solo se deba agregar jabón.

• Al usar la lavadora es conveniente llenarla a su máxima capacidad y no con pequeñas cantidades. Si tiene poca ropa, deje que se acumule la de algunos días y trate de lavar una vez a la semana. El agua aún necesita de nuestros cuidados

• Baje el agua solo cuando sea necesario. También puede ponerse de acuerdo con las otras personas de la casa para acumular y descargar

• No utilice el inodoro como basurero, esto desperdicia agua y obstruye cañerías.

• Vigile periódicamente el estado de los accesorios del tanque (flotador, válvula de admisión, válvula de sellado). Evite derrames de agua por el rebosadero o por las válvulas.

• Haga un mantenimiento a las llaves de lo sanitarios, regaderas y lavamanos.