Menú de categorías

| Oct 9, 2009 | Nuestra Gente

Emma Perdomo de Saleh: La mujer de las bodas

Emma Perdomo de Saleh

Emma Perdomo de Saleh

Una de las características de Emma es su exigencia en el trabajo. Le gusta que los detalles sean perfectos para un día único. Trabajar incansablemente, disfrutar de la buena cocina y tener sueños que superen cualquier expectativa son solo algunas de las cosas que distinguen a Emma Perdomo de Saleh.

Quienes la conocen saben que es de esas personas cálidas, que le ponen una pizca de humor, pero sobre todo amor y pasión a lo que hacen. Emma es caqueteña de nacimiento, pero santanDereana de corazón. Vive hace 15 años en Bucaramanga, después de haber tenido la oportunidad de residir en otras regiones.

Por eso, su familia tiene mucho de Colombia. Su esposo es bogotano; tiene tres hijos: uno monteriano, otro huilense y un llanero, y ella puso el toque de Caquetá, pero como todos los que llegan a Bucaramanga son santandereanos. En sus viajes encontró la oportunidad de aprender de las costumbres, la comida, los paisajes y la gente. Por eso es buena para la cocina, sabe preparar los platos típicos y los cumpleaños de la familia son el espacio perfecto para ello.

Aunque esa faceta es una de las que más goza, su trabajo es diferente. Está rodeado de los sueños de las novias, de las tradiciones del matrimonio y de la posibilidad de ser una especie de ‘mamá auxiliar’ que ayuda a las futuras esposas a preparar su gran día. Emma es diseñadora de joyas. Su labor comenzó en su casa con un pequeño taller en donde hacía piezas para ella y su familia. Después la buscaron para que hiciera las tarjetas y fue así como los matrimonios empezaron a enlazarse con su vida. Estuvo en otras ciudades en las que visitaba las exposiciones y eventos de novias. Fue allí donde se le ocurrió que podría convertirse en esa persona capaz de asesorar en todo a las novias de esta región. Su trabajo incluye el diseño de las joyas que llevará la pareja y cuya elaboración tiene un significado muy especial. Ellas deben ser el reflejo de quienes las van a usar.

09gecab04a002De allí que inicie con una especie de estudio físico de sus clientas, para saber qué puede hacerlas ver muy hermosas. Lo importante es la sobriedad, la delicadeza y la elegancia. Otra parte de su labor está en la elaboración de las tarjetas. Tiene toda clase de muestras y hace diseños muy especiales. Dos calígrafos expertos son los encargados de darles el toque distintivo. Emma aseguró que sus papeles son únicos. Se trata de papeles ecológicos elaborados exclusivamente para ella y con unas características que facilitan la impresión y la calidad del color.

También utiliza otros elementos naturales, como caña flecha, palma de yuca, sisal, fique y pétalos. Sin embargo, quizá lo que deja embelesadas a las novias es su conocimiento de las tradiciones y los mínimos detalles del rito del matrimonio. Emma se los sabe prácticamente todos y esa riqueza de información está inmersa en todo lo que hace. Puede hablar por horas con una novia explicándole qué significan las arras (13 monedas), en qué momento la novia debe recibir el buqué y el novio el botonier, o por qué el padre de la novia debe entregarla en la mitad del camino hacia el altar.

Y por si fuera poco también tiene como dar esa víspera de la ceremonia con la relajación que ofrece un spa. Así, parece que la vida de Emma se alía cada vez más con los matrimonios, pero ella quiere más. El internet ha sido su mejor aliado. Novias de New York y Londres han buscado sus servicios. También ha dejado su sello en Australia, Chile y Costa Rica a donde también ha llegado su trabajo.

Aún así, le gustaría hacer más. Por eso sueña con crecer, tener un sitio para las despedidas de soltera, contar con un grupo de chef que preparen los mejores platos para la recepción, y hasta tener un lugar en el que estén toda clase de flores para la decoración.

Comentarios

  1. trinidad molina dice:

    deseo contactar a la señora Emma Perdomo de Saleh
    trinymr@hotmail.com

  2. trinidad molina dice:

    deseo contactarme con la señora Emma Perdomo de Saleh