Menú de categorías

| Nov 13, 2009 | En estas calles

Un lote tiene en jaque a la comunidad

Un terreno ubicado en la carrera 39 con calle 42 es un problema cada vez mayor para la comunidad de Cabecera. Por lo menos, así lo consideran los habitantes de esa zona, quienes aseguran estar desesperados por las condiciones en que se encuentra este lote baldío. C

omo lo manifestó Eisnelda Amaya, administradora de un conjunto residencial del sector, desde los apartamentos puede verse el pozo de agua que se forma constantemente. Estos días han sido especialmente problemáticos, si se tienen en cuenta las fuertes lluvias que se han presentado. Más allá del problema que genera el agua habría proliferación de zancudos, malos olores y la disposición inadecuada de basuras, por lo cual ha acudido a la Secretaría de Salud. Según explicó Amaya, al parecer el propietario del terreno en alguna oportunidad tuvo la intención de construir y para ello habría tenido que excavar.Ese sería parte del problema, pues el terreno irregular facilitaría la acumulación de agua. Sobre este caso, Gente de Cabecera consultó a José Elí Carvajal, coordinador de la Oficina de Saneamiento de la Secretaría de Salud Municipal, quien explicó que el terreno en mención viene siendo objeto de seguimiento.

13gecab07a002La información suministrada indica que han realizado varias visitas en respuesta a las inquietudes ciudadanas, denuncias relacionadas con la presencia de zancudos y posibles filtraciones. Fabio González, funcionario de esa dependencia, dijo que allí sí ha habido agua apozada, pero no han encontrado criaderos de zancudos ni tampoco filtraciones. De igual manera, explicó que para que haya un criadero el agua debe permanecer estancada por lo menos 8 días continuos, lo que no ocurre allí. Tampoco han detectado las filtraciones a las que se refiere la comunidad, por lo que han pedido que en el momento en que se esté generando el problema, acudan a ellos de inmediato para poder verificarlo.

Los funcionarios explicaron que existen informes del proceso y de los compromisos que ha adquirido la persona encargada del lote. De igual manera, indicaron que no se puede obligar a que un propietario de un lote baldío construya si no tiene los recursos para hacerlos, pero la Administración sí pide el encerramiento del mismo, que en ese caso sí se está cumpliendo.