Menú de categorías

| Dic 12, 2009 | Gente de Aquí

José Jerez se gozó la Formula 1

carro_webEste santandereano contó cómo fue haber estado en Brasil y disfrutar de una carrera de Fórmula 1.

José Jerez asegura que nunca en su vida se había ganado nada porque no es amigo de las rifas. Lo cierto es que los premios que le quedaron faltando durante ese tiempo pareciera que se acumularon, ya que se ganó un viaje para ver una carrera de la Fórmula 1, una experiencia que considera inolvidable.Sin embargo, muchas cosas pasaron antes de que el anhelado viaje a Interlagos, en Brasil, tuviera un final feliz. Todo comenzó cuando le hizo mantenimiento a su carro, un Toyota, y le dijeron que se ganó una boleta para participar por un viaje al Gran Premio de Brasil, pero se le había olvidado. Luego recibió una llamada misteriosa en la que le decían que se había ganado 70 millones de pesos y que lo único que debía hacer era pagar 25 mil pesos y suministrar su número de tarjeta de crédito.

Obviamente, como no es tan incauto dejó de lado ese cuantioso premio que pintaba poco serio. Unos días después recibió la llamada de Toyota desde Bogotá, para decirle que había sido uno de los ganadores del viaje para disfrutar de una carrera de la Fórmula 1 en Brasil. Con el antecedente de ser el supuesto ganador de 70 millones de pesos, al comienzo tampoco creyó la historia. Después se dio cuenta de que era en serio y se dispuso a viajar con otros 23 colombianos que resultaron ganadores en diferentes lugares del país.

Don José, que es dueño de Citylunch, nunca imaginó la majestuosidad que puede tener participar en uno de estos eventos. Lo primero que hay que saber es que no se trata de una única carrera de Fórmula 1, sino de todo un espectáculo que incluye otras competencias.

Según comentó, es muy emocionante no sólo porque el escenario es grande, sino porque pudo ver en carrera a los pilotos de la Fórmula 3, de la Nascar y otras competencias que se desarrollan antes de la carrera misma de la Fórmula 1. Para él la emoción fue superior a estar frente al televisor viendo el desenlace de la competencia, por todo lo que hace parte de ella.  Sobre todo, al ser testigo de la velocidad a la que se mueven los autos y ver los trompos en la pista húmeda, como una escena más real.

carro2_web

José Jerez contó que el ruido de los motores es sumamente fuerte, tanto que a cada persona le dan tapones para los oídos. Y aunque otro toque de emoción lo pone la narración de la competencia, es poco lo que se pudo entender por el ruido, los tapones y porque fue en portugués. De cualquier manera, se disfruta al paso de cada uno de los vehículos, se ven las cabezas de los espectadores siguiendo el rumbo de los competidores y se pierde la noción de quién es el ganador cuando se juntan.

Sin embargo, una gran pantalla permite ver todo lo que ocurre en otros puntos de la pista e identificar a los que son cabeza de carrera. Los colombianos no fueron los únicos en darse este gusto, pues igualmente llegaron delegaciones procedentes de Uruguay y Panamá, entre otras. Para Jerez la alegría de participar de este deporte fue plena, así como la posibilidad de conocer parte de Sao Paulo y lo que gira alrededor de esa ciudad brasileña, una vivencia que quiso compartir.