Menú de categorías

| Dic 4, 2009 | Gente de Aquí

Vigías de los jardines de Cabecera

Esperanza Amado de Palomino y Elizabeth Assaf

Esperanza Amado de Palomino y Elizabeth Assaf

Esperanza Amado de Palomino y Elizabeth Assaf, con la ayuda de los vecinos, se le midieron a arreglar los jardines del sector.

La fascinación por los jardines y por promover entre las personas el cuidado de las plantas de las zonas verdes llevaron a Esperanza Amado de Palomino y a Elizabeth Assaf a unirse por una buena causa. Ellas, con la ayuda de sus vecinos, se han encargado de recuperar algunas zonas verdes aledañas a la iglesia San Pío X.Esperanza, quien ya había trabajado de manera individual sembrando algunas plantas en las jardineras del Parque San Pío y manteniendo la gruta, estaba preocupada por el mal estado de la zona peatonal. Allí, según contó, inquietaba a todos los vecinos la presencia de indigentes y personas que consumen sustancias psicoactivas y el uso del lugar como baño público, frente a lo cual lo primero que hicieron Esperanza y Elizabeth fue enviar una comunicación al Comandante de la Policía, General Yesid Vásquez Prada. Después empezaron a buscar la ayuda de sus vecinos, quienes voluntariamente fueron aportando dinero. Esperanza explicó que con los recursos obtenidos empezaron a hacerse los trabajos.

Se han comprado las plantas y contratado los servicios de un jardinero, quien es el que se encarga de materializar el diseño que ellas proponen. Así han logrado recuperar el paso peatonal entre la carrera 36 y 39 junto a la iglesia y ahora están trabajando en el frente de ésta.

Esperan también ayudar a pintar el techo y las  columnas de la capillita. Cuando estas mujeres del sector van a la Eucaristía en las mañanas se dan a la tarea de regar los jardines para tratar de mantenerlos en buenas condiciones.

Esperanza asegura que la respuesta de la gente ha sido mayor de la que ellas esperaban y esto las motiva más a colaborar, pues considera que el aporte de los ciudadanos es decisivo en mantener la buena imagen de la ciudad. Incluso el ejemplo se va transmitiendo, pues así como Esperanza Amado de Palomino siembra una y otra vez plantas en las jardineras y las riega diariamente, otras personas tímidamente van asumiendo actitudes similares.

Comentarios

  1. OCTAVIO CRISTANCHO GUEVARA dice:

    Elizabeth Assaf por favor comunicate a mi correo , Gracias .