Menú de categorías

| Abr 23, 2010 | Gente de Aquí

“Por un día ponte en mi lugar”

Se ha puesto a pensar ¿cómo sería su diario vivir si tuviese que desplazarse en una silla de ruedas, con muletas o si tuviese cualquier otro tipo de discapacidad? Estudiantes de último semestre de la Facultad de Comunicación Social de la Unab, decidieron hacer de esta inquietud su proyecto de grado y adelantan actualmente, en las instalaciones de este claustro universitario la campaña, “Ponte en mi lugar”.

Esta actividad pretende crear conciencia de parte de la ciudadanía universitaria frente a lo que vive cada día una persona en situación de discapacidad. Según explica Daniela Franco Gutiérrez, una de las promotoras de la campaña, la accesibilidad actual de los discapacitados en la capital santandereana, en los diferentes escenarios no es la más adecuada. Dice que según investigaciones adelantadas en el marco de este proyecto, ejemplos como el de Metrolínea, tan sólo abarcan el 13% de accesibilidad en los sitios públicos de la ciudad.
Además, la estudiante aclara que la propuesta busca que cada día más personas eliminen las barreras físicas y mentales frente a esta situación, incluyendo quienes la padecen. Y es que los estudiantes aclaran que la campaña busca también hacer un llamado de atención para que se ajusten las sanciones para las construcciones que no cumplen con lo requerido de Ley para el desarrollo de espacios para discapacitados. Dice que muchas construcciones no cumplen con estos requisitos, porque no hay sanciones, así que muchos hacen caso a omiso al tema. Esta campaña que se adelanta por estos días pretende que cada quien desde su quehacer aporte en la construcción de una cultura ciudadana mejor frente a la iniciativa.
Campañas Ponte en mi lugar
Pretende que por un momento usted viva pequeños instantes en una silla de ruedas, con los ojos vendados, entre otras situaciones que a diario enfrentan quienes se encuentran en situación de discapacidad.
En el mundo los recientes desastres naturales han incrementado el número de discapacitados. La idea es que no veamos a las personas como anormales, porque todos en ocasiones tenemos una cierta discapacidad, quien usa gafas, el que padece diabetes, entre otras enfermedades hacen parte de una discapacidad.