Menú de categorías

| May 7, 2010 | Nuestra Gente

Karl Niederbacher, pionero de un sabor distinto en Santander

La historia de Karl Johan Niederbacher Stolz en Colombia, comenzó hace más de 50 años, cuando enamorado por la naturaleza y fauna, a partir de las fascinantes historias que leía en periódicos y revistas, decidió conocer este país.

Llegó a Medellín gracias a un amigo que le ofreció trabajo como administrador de una pastelería. Allí estuvo por cerca de 10 años, hasta que decidió visitar Bucaramanga, ante la petición de muchos santandereanos que anhelaban tener en la ciudad los deliciosos productos que él preparaba en la capital antioqueña. Así empezaría la fundación de la pastelería La Berna.

Don Karl, o también conocido como Don Carlos, por la traducción de su nombre del alemán al español, tiene a su crédito dar a conocer a la ciudad el sabor de las milhojas, “los brazos de reina” y otros tantos productos como diversos pasteles, que hasta hace 51 años, tiempo de fundación de la pastelería, no existían en la ciudad. Una historia dulce Karl Niederbacher nació en Suiza, hace 76 años. Allí aprendió de la tradición pastelera y antes de llegar a Colombia, ya tenía 10 años de experiencia en la fabricación de pasteles, galletes, chocolatinas y ponqués con decoraciones especiales.

Poco a poco empezó a construir su historia en la ciudad. De esa época recuerda que al centro de la ciudad, lugar donde ubicó su primer punto, casi toda la gente llegaba tan sólo para hacer diligencias bancarias. Así que su negocio, poco a poco, fue tomando fuerza, es más aún trabajan con él dos empleadas quienes comenzaron con La Berna: Marina Ortiz y Marina Monsalve. Su llegada a Cabecera tan sólo empezó hace 6 años.

Dice que aunque su sede principal en el centro ya contaba con gran reconocimiento, el punto de Cabecera tardó casi dos años en empezar a dar ganancias, puesto que muchos aún preferían ir al centro de la ciudad, por lo cual, sintió aún más el profundo cariño de los bumangueses por su tradicional punto. El mismo sabor, una nueva generación Karl Niederbacher recuerda que aún siendo muy pequeños sus hijos, cuando ni siquiera alcanzaban el alto de las vitrinas ya se animaban a preguntarles a las personas “qué postre se les ofrecía”.

La nueva generación del sabor de la Berna, son André Niederbacher, quien estudia Ingeniería Ambiental, y Marliez Niederbacher, estudiante de Administración de Empresas, ellos continúan la tradición de su padre, y están encargados de llevar el sabor de La Berna a los habitantes de Cañaveral, desde hace un año, con un nuevo punto de venta en esta zona.

Luego de una tarea de toda la vida, don Karl Niederbacher, un trabajador incansable, busca que los bumangueses sigan disfrutando del sabor de la tradición y que su pastelería, una de las más antiguas de la ciudad, continúe en la nueva generación de su familia con el mismo sabor. Un maestro de la pastelería, quien llegó a la ciudad por la profunda admiración y cariño que este extranjero, de corazón santandereano, un día sintió por una tierra llamada Colombia.

Comentarios

  1. Jacqueline Torres dice:

    Ya no vivo en Bucaramanga, pero cada vez que viajo a ver a mi madre, siempre tengo que pasar a la pasteleria a comer algo, ademas una de mis primas que es la tipica santandereana de armas tomar, trabajo con Don Carlos como ella y el resto le dicen y siempre me ha hablado muy bien de el y de su familia y creo que eso es lo que hace la pasteleria tan especial, Gracias por ser parte de los buenos recuerdos que tengo de mi ciudad Natal.

  2. Hollmann dice:

    Herr Karl, lieber Freund, es ist toll, dass Sie in Kolumbien sind und wir bereiten so viele Köstlichkeiten, ich hoffe, eines Tages wirst du bereiten die besten Kuchen der Welt! Schwarzwälder Kirschtorte.

    vielen Erfolgen und wünschen Ihnen auch weiterhin Fortschritte macht, nie vergessen, den Vinillo !! und sehr glücklich sein!

    http://www.utilmente.com/pdf_version.php?id=3019

    Herzliche Grüße von Hollmann
    director@videosistemas.com

  3. Stephanie dice:

    Muy buen articulo… Fan Numero 1 de La Pastelería Berna… El mejor sabor…

    Lo mas lindo es la familia que esta detrás de todo esto… 🙂

    Me siento muy orgullosa de ustedes… LOS QUIERO MUCHO!! y para adelante con el punto de cañaveral!!