Menú de categorías

| Sep 24, 2010 | Gente de Aquí

Impuso el patín de generación en generación

Aunque siempre se destacó por ser un buen futbolista y por jugar en varios equipos locales, Pedro leonardo Becerra terminó enseñando un deporte diferente: el patinaje. Su vida siempre se caracterizó porque ha hecho de todo: constructor, técnico en electrónica, ayudante… pero finalmente se quedó con el deporte que no solo le traería alegrías por sus logros como formador, sino por los de sus hijos.

Es el padre de Pedro Leonardo Becerra el campeón en varios eventos nacionales e internacionales. Fue un día en que llevó a su hijo a entrenar a un parque, cuando este hombre de 63 años nacido en san Vicente de Chucurí se decidió a apoyar a su hijo quien ya mostraba tener el talento que hoy lo ha llevado lejos.
Desde ese entonces Pedro y sus dos hermanas adriana y Johana se inclinaron por esta disciplina y en la familia Becerra abundan los patines. “Fueron mostrando su talento y avances y se les fue apoyando tanto que Leonardo es el mejor fondista que ha tenido Santander”, dijo Isabel Navarro, esposa de Pedro. Su dedicación y empeño lo llevaron entonces a crear el Club Deportivo Halcones de Santander, en enero de 1995.De allí han salido destacados deportistas que han dejado en alto el nombre de  la escuela y de Santander. “Ahora quiero reforzar la escuela, tener un semillero para que me reemplace la generación de ahora,  dijo preocupado por seguir formando patinadores profesionales. Por eso sus 150 pupilos cuentan con un equipo profesional destacado, entre ellos sus hijos y Óscar Iván Sánchez, su yerno. La vena de los Becerra seguirá cargada de la pasión por el patín y la disciplina por este deporte, pues ya ni sus tres nietos lograron salvarse… su abuelo ya les da sus primeras clases de patinaje.