Menú de categorías

| Sep 17, 2010 | En estas calles

La hora de los afanes

Cuando el reloj marca las 12 m. no solo se aceleran las ganas de llegar a casa a disfrutar de un buen almuerzo, también se incrementan los pitos y trancones en algunos sitios de la ciudad.

Una de las muestras de esta congestión vial es la que de lunes a viernes se vive en la calle 63 entre la carrera 33 y el parque Conucos. El estacionamiento entre quienes van a recoger a sus pequeños al colegio y el paso apresurado de quienes se dirigen a Lagos del Cacique, El Tejar y barrios aledaños al sur de Floridablanca hacen de esta hora la más insoportable para quienes cerca habitan.

El dilema se repite entre la 1:45 y 2:00 p. m. pero en la carrera 33 frente al colegio La Merced, entre quienes van a tomar la calle 62 y la avenida González Valencia para llegar a sus sitios de trabajo en el centro de Bucaramanga. Aunque es de suponer que solo un carril es para quienes van a tomar esta calle de Conucos, en estos horarios son hasta tres los ‘apresurados’ en llegar primero al semáforo.

Pitos, insultos y aceleradas hacen parte del mediodía en esta zona del sector.

Comentarios

  1. Rafael lizcano dice:

    Bucaramanga no necesita pico y placa somos el paraiso de la movilidad vehicular en el pais.Trancones para esta ciudad no existen quien se invento semejante mentira,so todos los usuarios de vehiculos particular no nos estresamos vamos comodos a nuestros hogares y lugares de trabajo.Es termino de trancon dejemolo para otras ciudades,los medios de comunicacion inventan demasiadas cosas Negativas. Lo Mejor sera que transmitamos a todos los habitantes de Bucaramanga que somos un paraiso para la movilidad vehicular.Ejemplo para Colombia y el mucho.