Menú de categorías

| Oct 22, 2010 | En profundidad

¡Qué peligro pasar la calle!

El peligro de cruzar las calles

El peligro de cruzar las calles

En la toda la carrera 33, desde la calle 63 a la avenida Quebradaseca sólo hay dos puentes peatonales, en el colegio La Merced y en el Hospital Universitario de Santander.

Los semáforos de la carrera 33 con calle 51 y con calle 48 son los únicos con segundero que le indican al peatón el tiempo disponible para pasar la calle.En un peligro constante se convirtió atravesar las carreras 33 y 27. Aunque para nadie es un secreto que la carrera 27 tiene bien sincronizados los semáforos que facilitan la circulación de vehículos, es conveniente empezar a pensar en los peatones. Luego de varias llamadas de lectores preocupados por esto, Gente de Cabecera hizo un recorrido por la zona y notó que pasar la vía es algo complicado. “No hay tiempo para los peatones, cuando el semáforo se pone en rojo sobre la 27, de inmediato el de la calle pasa a verde… y a qué horas pasan los peatones”, expresó Rosa Bermúdez.

El caso descrito ocurrió en la carrera 27 con call 45, donde la señora de avanzada edad esperaba para cruzar desde la licorera ubicada en la esquina, hacia la empresa Grifos. Cerca de ocho minutos tardó en pasar, pues el cambio de semáforo sobre la calle 45 implicaba también el cruce de vehículos hacia la 27.
En otros casos La historia se repite en varias esquinas de la carrera 27 y de la 33. Por ejemplo en la calle 56 con carrera 33, hay un semáforo que indica el cambio hacia la carrera 36 y el mismo sobre la carrera 33.

Es casi obligatorio que los peatones tengan que hacer una estación para pasar la vía, es decir, esperar en el separador a un nuevo cambio de semáforo. Se renovarán los semáforo  Al respecto, Julio Enrique Avellaneda, director de Tránsito y Transporte de Bucaramanga, dijo que la actual Administración trabaja en el proceso de  renovación de semáforos y que se espera entregar resultados en este periodo de mandato.

Explicó que la idea es instalar los semáforos nuevos, que hacen lectura de flujos y miden dónde y a qué hora hay más tráfico en la ciudad, y que así se reemplazarían los de tiempos, que son los que actualmente funcionan. El proceso de renovación que incluye cambiar cerca de 190 semáforos de la ciudad y añadir otros 36, está por ahora en la etapa de estudios jurídicos, financieros y técnicos.

Del otro lado Pese a que muchas de las quejas provienen de los peatones y acusan al mantenimiento y sincronización de semáforos y señales de tránsito, también los conductores de vehículos tienen qué decir. Pedro A. Lizarazo, conductor frecuente (o por lo menos en horas pico) de la carrera 33, declaró que hay también imprudencias de los transeúntes. “Algunos pasan hablando por celular, marcando un número de teléfono, leyendo un papel que llevan en la mano o mirando para otro lado. Esto ya se sale de nuestras manos y es falta de responsabilidad con la vida misma de cada uno de ellos”, dijo el conductor, residente en Terrazas.

> 11 semáforos hay en la carrera 33, desde la calle 56 hasta la avenida Quebradaseca.
> 12 semáforos hay en la carrera 27, desde la Puerta del Sol hasta el Mesón de los Búcaros.
> En la carrera 33 solo hay dos cebras para peatones: entre las calles 51 y 48 y entre las calles 48 y 45.
> De los 12 semáforos de la carrera 27, solo 7 tienen señalizadas las cebras, el resto o les falta retoque de pintura o no las tiene.

Comentarios

  1. laura dice:

    estas calles sonm muy peligrosas