Menú de categorías

| Nov 26, 2010 | Nuestra Gente

Pedro Jesús García: “Quisiera que me prolongaran la vida”

Pedro Jesús García Durán, el fundador de Funeraria San Pedro.

Pedro Jesús García Durán, el fundador de Funeraria San Pedro.

El escudo de Pedro Jesús García Durán dice ‘honradez’. Con este ingrediente ha logrado mantener en pie durante 50 años lo que inició ‘con las uñas’: Funeraria San Pedro.

Llegó a Bucaramanga a sus 11 años, cuando le dio rienda suelta a su espíritu aventurero y decidió armar maletas y dejar a Zapatoca, buscando un mejor futuro… y lo encontró.

Gente de Cabecera habló con este hombre emprendedor, trabajador y honrado, que nos contó parte de su vida desde que llegó a la capital santandereana, su familia, sus gustos y por supuesto sobre su gran empresa.

Los primeros ladrillos con la ayuda San Pedro

¿Cómo fue el inicio de su empresa?

“Empezamos de ceros, todo prestado, carros prestados, cajas fiadas. No tuvimos sino para el mes de arriendo en la casa que sacamos en la carrera 13 con calle 43, en el parque Romero. Ellos me prestaban y un hermano de Horacio Serrano que hacía las cajas me las fiaba. De allá nos vinimos a donde funciona la empresa hoy, en la carrera 27A con 45”.

¿Con cuántos empleados empezó?

“No había empleados, solo nosotros los hijos de don Manuel Anaya y doña Carmen. Yo contestaba el teléfono, reclamaba el cuerpo, lo embalsamaba, hacía los entierros, entregaba los cuerpos, hacíamos de todo”.

¿Quién le enseñó a embalsamar?

“Lo hice sin mirar a nadie y sin que nadie me lo enseñara, solito. Fue parte de la vida. Cuando eso los funerarios entregaban el cuerpo que quedaba en la casa y se iban”.

¿Por qué se llama funeraria San Pedro?

“Porque le tengo mucha fe a San Pedro Apóstol. Como yo me llamo Pedro entonces lo puse como mi guía”.

¿La funeraria San Pedro es la más antigua de Bucaramanga?

“Sí, estaban los Matajira, ellos ya murieron todos y con ellos desapareció la funeraria. Casi al tiempo salieron también el funeral Barato que era de un paisano, y el funeral Moderno, de Horacio Serrano”.

¿Qué les dice a los jóvenes emprendedores que empiezan a hacer empresa?

“Que uno se puede levantar solo siendo honrado. Siempre tengo tres lemas en la vida: ‘Lo que por agua viene por agua se va’, ‘No hagas a otro lo que no quieras para ti’ y ‘Con la vara que mides seréis medidos’. Si uno hace cosas mal hechas recibe malas recompensas. Pero si hace el bien recibe su recompensa de bien. Otro consejo es tener siempre fe en Dios”.

¿Qué lo motivó a generar empresa?

“Hay mucha gente que necesita trabajar, que no tiene habilidades para poner un negocio y esta es una oportunidad. Yo le digo a todos que lo mejor siempre es trabajar y no esperar a que lleguen las cosas por sí solas”. Un consejo para dar “Honradamente se pueden hacer las cosas. No le he quitado una moneda a nadie, lo que tengo ha sido todo trabajado. Ese es el gran consejo”.

Entre gustos y disgustos…

¿Es cierto que colecciona carros?

“Tengo carros fúnebres de distintos modelos y distintas marcas, pues me gusta mirarlos y admirarlos. Unos me los regalan y otros los he comprado. También tengo la colección de los carros mortuorios los antiguos y los de ahora. No sé exactamente cuántos tenga, no los he contado para que cuando se me pierda alguno no sienta tanto dolor, pero son casi 30”.

¡Un viajero ‘de primera’?

“Sí, mucho, es lo que más me apasiona en la vida. Viajo cada 8 días a la finca que tenemos en la Mesa de Los Santos, donde hay gente que me quiere. Allá descanso mucho, duermo, camino y estoy pendiente del ganado. Y de otro lado le he dado casi la vuelta al mundo. Lo único que no conozco es Australia y allá tengo una hija, pero he estado en Europa, Suramérica y Estados Unidos”.

¿Qué le gustaba hacer cuando joven?“No me quedaba casi tiempo para el ocio. Todo el tiempo me la pasaba trabajando en la marmolería y en la funeraria las 24 horas del día”.

Un zapatoqueño ‘echao pa lante’

¿Cuántos años?

“Voy a cumplir 91 el próximo 5 de febrero”.

¿Cómo fue su llegada a Bucaramanga?

“Tenía 11 años y un día el abogado David Cala Philips, hermano del padre Roso Alfredo Cala Philips, me dijo que me viniera con ellos. Llegamos a la casa cural de San Laureano, cuando la calle 35 era la 5ta y todo estaba rodeado de vacas, caballos, potreros, no había casas”.

¿Cuántos hermanos en su casa?

“En mi casa fuimos 8, pero solo quedamos vivos 3. Yo soy el mayor de todos”.

¿Cómo se ha ganado la vida?

“Primero me dediqué a la marmolería, tallaba las imágenes en las lápidas de mármol italiano y los nombres para las lápidas de los muertos. Para esa época aprendí algo de escultura e hice el busto del abogado y escritor Manuel Serrano Blanco, es un bloque de piedra de mármol. Ahí fue cuando monté la marmolería El Marfil, pues en lo que ganaba como empleado no me daba mucho para vivir.
Eso sí, antes de eso vendí helados, tinto e hice candelabros, unos de esos aún se conservan en el parque de Girón, frente a la Basílica. En 1938 trabajé en mampostería, pegando ladrillos en el estadio Alfonso López. También he sido cantante y político en Lebrija, donde fui concejal entre 1990 y 1992. En una de esas fue que conocía a esta gran mujer que hoy me acompaña”.

¿Cuántos matrimonios?

“Dos. Con mi primera esposa tuve 9 hijos y todos gracias a Dios están vivos, la mayor tiene 69, hay 5 pensionados, tengo 18 nietos y 18 bisnietos. Ella falleció y luego me casé con Elsa Plata, quien me cuida todos mis males y me acompaña siempre, con ella estoy hace 17 años”.

Un corazón que late ‘a mil’

¿Ha tenido que prestarle el servicio a algún familiar?

“Sí, a mi familia, mis padres, hermanos, sobrinos y un nieto”.
¿Qué le pide a la vida?

“Que me siga dando la oportunidad de tener a la mujer que tengo ahora, es el bordón de mi vejez. Le pido a Dios que no me la vaya a quitar, pues tenemos 17 años de casados”.

¿Qué le  dice a Dios todas las mañanas?

“Le pido que me deje vivir más tiempo porque mi papá murió de 106 años y la mamá de mi papá de 133 años, en Zapatoca. No me acuesto ni me levanto sin rezar ni darle gracias a Dios. Cuando despierto y veo que estoy vivo le doy gracias a Dios porque me dio una noche más para un día más. La fe es lo más esencial en la vida”.

¿A los 91 años siente que hizo todo lo que quiso hacer en su vida?

“Yo quisiera hacer más y que me prolongaran un poco más la vida. Me gusta la vida y vivirla, y como no he tenido dificultades con nadie es mucho mejor vivirla así. Me siento muy realizado con todo lo que he hecho”.

Entonces, ¿no tiene enemigos?

“Yo creo que sí, alguna vez un individuo me levantó una calumnia que me mandó 27 días a la cárcel. Luego se comprobó que no tenía nada que ver”.

¿De qué se arrepiente?

“No me arrepiento de nada, no he hecho nada malo para arrepentirme pues lo que he hecho lo he hecho bien. He procurado ser una persona de bien”.

¿Qué proyectos vienen?“Vamos a abrir nuestro parque cementerio, que será en el anillo vial, frente a Une y al Mausoleo. Será el próximo año. Además acondicionaremos parqueaderos a nuestra empresa. Eso en cuanto a lo laboral, pues por ahora me dedico a descansar, caminar cuando puedo y a disfrutar de la compañía de mi familia”.

Comentarios

  1. ReneDiM dice:

    Hoy leo en la portada de Vanguardia, que don Pedro Jesús ha muerto. Bonito ver eso sí, que dejó una gran obra en vida.

  2. renedim dice:

    Muy buen reportaje, y una historia de vida desde todo punto de vista destacable y digna de admirar. Que bueno que ha sido Dios con este señor, que a los 91 años sigue trabajando con honradez y berraquera, y qué bueno que hayamos podido colaborar con la Tecnología para que la hija en Australia lo pudiera leer.

    Un abrazo de reconocimiento a tu bella labor, Tati.

  3. Gladys J Garcia Gamboa dice:

    Bonito reportaje y gracias a la tecnologia lo podemos leer en cualquier lugar del mundo. Besos y abrazos de tu hija que vive en el otro lado del oceano Pacifico………….
    Gladys

  4. Diego Fernando Rico dice:

    Cuando uno como ser humano lee este tipo de historias, vivencias, experiencias y ejemplos de vida. son una razon mas para seguir adelante luchando y tener la plena certeza de que querer es poder y no hay nada inalcanzable en la vida. nosotros como seres humanos nos ponemos los limites y en esta historia no hay limites y como se logro, estando convecidos de obrar bien siempre y siendo perceverante con los sueños que poco a poco se vuelven realidad.

    Mil felicidades Señor Pedro Jesús García Durán! y que Dios le de mucho mas tiempo de vida, para seguir dando un ejemplo a seguir.

    Exitos.

  5. LUIS ANGEL VILLAMIZAR CLAVIJO dice:

    PEDRITO: QUIEN MEJOR QUE YO PARA DAR TESTIMONIO DE TU IMPECABLE Y RECTO PROCEDER. SOY HIJO DE UNO DE TUS MEJORES AMIGOS QUE LUCHO A TU LADO Y QUE LASTIMOSAMENTE NO CORRIO CON TU SUERTE Y YA NOS DEJO. SE EL MARAVILLOSO SER HUMANO QUE ERES PORQUE DESDE QUE ESTABA MUY PEQUEÑO LO ESCUCHABA DE MIS PADRES. Y AUN TENIENDO UN NEGOCIO CERCA AL TUYO, ADMIRO TU LEALTAD , EMPUJE Y ENTREGA QUE NOS HAS ENSEÑADO. DIOS TE SIGA COLMANDO DE BENDICIONES Y TE DE ESOS 133 AÑOS DE TU ABUELA PARA QUE SIGAS HACIENDO TANTO BIEN, GRACIAS POR SER NUESTRO AMIGO.
    LUIS ANGEL VILLAMIZAR CLAVIJO

  6. Zoraida de Medina dice:

    FELICITACIONES PARA EL EMPRESARIO PEDRO JESÚS GARCÍA DURÁN, QUIERO DECIRLE QUE QUEDAMOS MUY CONTENTOS Y AGRADECIDOS CON EL SERVICIO QUE NOS PRESTARON EN EL FALLECIMINTO DE MI ESPOSO EL INGENIERO ANTONIO MDINA ALBARRACÍN EL DÍA 05 DE SEPTIEMBRE DE 1908. SU ETICA PROFESIONAL ES EXCELENTE .QUE DIOS LE DE MUCHOS AÑOS MAS DE VIDA .PARA QUE LA FUNERARIA SAN PEDRO SIRVA DE EJEMPLO EN ESTOS MOMENTOS TAN DOLOROSOS .

    GRACIAS DESDE VENEZUELA
    ZORAIDA ORTIZ DE MEDINA

  7. Jorge Alexander Garcia M. dice:

    Muy buen reportaje!!!!! te felicito nono y que Dios t siga dando mucha vida!!!