Menú de categorías

| Feb 25, 2011 | Punto de Vista

¿Quién controla las empresas de mensajería?

 

Fabio Eduardo Peña, Editor GENTE

Fabio Eduardo Peña, Editor GENTE

Una lectora de Gente nos llamó a contarnos la siguiente historia:

Hace varios meses decidió llamar a su empresa de mensajería de confianza (domicilios) para que le recogieran un sobre con dinero y lo entregaran en otra dirección.

Según denuncia la plata nunca llegó a su destino y tras averiguar con la empresa de mensajería le informaron que desafortunadamente se la plata se la habían robado.

Al querer indagar más sobre el asunto, pudo confirmar que el dinero fue recogido por un mensajero y entregado al dueño del negocio. Sin embargo, según le informaron allá mismo, cuando el sobre con la plata estaba en la empresa fueron atracados y el dinero robado.

De eso hace ya cuatro meses.

La clienta decidió entonces llamar a las entidades encargadas de controlar este tipo de empresas, donde le dijeron que le debían responder por la plata. Sin embargo, a la fecha esto no ha ocurrido y siempre le dicen que le van a responder por el dinero.

En suma, la mujer perdió algo más de un millón de pesos, y no tiene ningún recibo que respalde su acción.

Si bien es cierto que se equivocó al utilizar este tipo de servicio para enviar dinero, también queda planteado el problema de ¿Quién controla a las empresas de mensajería? ¿En caso de pérdida o daño de alguna encomienda quién le responde al cliente?

El negocio de la mensajería urbana, conocido como domicilios, ha crecido en la ciudad y es de uso diario por parte de miles de personas, pero ¿cuál es el control que se ejerce sobre ellas?

En el caso de nuestra lectora creo que esa plata se perdió, pero puede ser un buen ejemplo para el resto de comunidad.

 

Comentarios

  1. Héctor García dice:

    No enviar dinero por este medio