Menú de categorías

| Feb 11, 2011 | Columnistas

Los ‘pecadillos’ de Metrolínea

Metrolínea es el sistema de transporte masivo que se está implementando en la ciudad y aún seguimos con la expectativa sobre la verdadera utilidad de esta ‘solución’ a la movilidad de Bucaramanga.

Lejos de las críticas ciertas o no, la lentitud con que se está desarrollando el proyecto y los posibles “malos manejos administrativos”, sí podemos decir que se están cometiendo algunos “pecadillos”, que podrían causar graves accidentes si no se corrigen a tiempo, aquí menciono dos de ellos:

1.         Se están dejando ganchos de hierro sin cortar en sitios donde los vehículos los están sometiendo a cargas repetitivas que tarde o temprano los harán fallar. Una vez arrancado un gancho de acero, queda a la deriva en la vía y se convierte en un arma letal para cualquiera. Solo es cuestión de tiempo para que las cargas de los vehículos, fatiguen el acero y se cumpla esta incómoda predicción.

2.         No entiendo por qué se están haciendo trazados para la separación entre carriles con líneas extremadamente anchas (más o menos 20 a 25 cms); si para eso existe una normatividad y hasta donde conozco habían venido siendo de 12 cms. Es más, tal como está la legislación con líneas de 12 cm y aunque para efectos de visibilidad se consideren correctas, no lo son para la seguridad vial, principalmente para los ciclistas y motociclistas que ven amenazada su integridad cuando frenan sobre una línea de pintura en la vía.

Sería muy bueno que se tuvieran en cuenta estas críticas constructivas antes de que ocurran accidentes que lamentar.

Por: Jair Velandia