Menú de categorías

| Mar 11, 2011 | Nuestra Gente

‘La mujer debe atreverse’

En ceremonia cumplida en la Cámara de Comercio Women’s Club Bucaramanga distinguió Consuelo Ordoñez de Rincón como la Mujer del Año 2010.

Consuelo Ordoñez de Rincón, mujer del año en Santander

Ser distinguida como la mujer del año en Santander, es para Consuelo Ordoñez de Rincón, además de un orgullo una gran responsabilidad.

Women’s Club, entidad de carácter cívico que trabaja por la comunidad, le entregó el pasado martes la condecoración que la compromete aún más con su trabajo y con su género.

“Es un compromiso enorme que me obliga a marcar una diferencia y a dejar una impronta en mi gestión pública, pero también es un llamado a las mujeres que quieran atreverse a desempeñar cargos públicos”, dijo esta bachiller del colegio Santísima Trinidad, economista de profesión, exsecretaria de Planeación Departamental y ahora aspirante a la Alcaldía de Bucaramanga.

La junta directiva de Women´s Club Bucaramanga la seleccionó a ella como una forma de exaltar la labor de la mujer santandereana en el sector público y dados los alcances de su trabajo en la administración departamental y en los demás cargos que ha desempeñado.

Uno de esos factores decisivos fue su formulación de la Política pública de mujer y equidad de género, un trabajo que permitió hacer un diagnóstico de la situación de la mujer en nuestro departamento y plantear programas de acción para su beneficio, el cual fue acogido por la Asamblea Departamental.

Queremos un trato igual

Consuelo Ordoñez de Rincón ve esta distinción como una oportunidad para insistir en la necesidad de equilibrar las cargas con los hombres, ya que, en su concepto, en Santander sigue habiendo una gran brecha de género.

“Tenemos 8 alcaldesas de los 87 municipios, una diputada de los 16 y en los concejos no hay más del 12 por ciento de concejales; eso es muy diciente”, señala.

Ella no entiende por qué si en los programas de postgrados de las universidades hay más mujeres que hombres en los cargos y juntas directivas termina habiendo más hombres que mujeres.

De todas formas ella seguirá con su lucha y ahora con más entusiasmo al ser exaltada como la Mujer del Año.