Menú de categorías

| Abr 1, 2011 | Gente de Aquí

Los Becerra: “El squash se lleva en la sangre”

 Además de ser comerciante, Enrique Becerra, quien dedicó parte de su vida al squash, es ahora dirigente deportivo.

Sergio y Luis Enrique viven en Bucaramanga, donde se desempeñan como entrenadores de squash. (Fotos Javier Gutiérrez)

Desde pequeños se paraban frente a la ventana de su apartamento, en la carrera 33 con 51, y lo primero que veían era el patio de su casa. No era de su propiedad, pero sí era el sitio al que le sacaban provecho día a día para perfeccionar el deporte que llevan en sus venas, el squash.

Así fue la niñez de los hermanos Sergio, Luis Enrique y Diego Becerra, hijos de una de las insignias de este deporte en Bucaramanga y todo Santander, Enrique Becerra. La raqueta hizo parte de su vida desde muy pequeños, cuando su padre, hace 25 años, pasaba sus días en el Club Unión entrenando para dejar en alto el nombre del departamento en los torneos nacionales.

Fue allí, en este club, en el famoso “solar” de su casa, donde dieron los primeros pasos como deportistas, estrellas del squash y entrenadores.

“Siempre veníamos a practicar, empezamos a participar en torneos nacionales a los que íbamos siempre todos, con mis hermanos, mi mamá que nos hacía barra, y mi padre, por supuesto”, manifestó Sergio, uno de los hermanos Becerra.

“Luego, cuando yo tenía 18 años, nos fuimos los tres para Estados Unidos, donde empezamos la carrera como entrenadores. Allá conocimos a Kenneth Stillman, presidente de la Federación Estadounidense de Squash, que vivía también en Dallas y nació con él la idea de crear una academia, la misma que hoy lleva el nombre Becerra Stillman”, explicó.

Y ahí están, cumpliendo con sus labores como entrenadores en sus tres sedes, Luis Enrique y Sergio en Bucaramanga, Diego en Caracas, Venezuela, y Kenneth Stillman en Estados Unidos.

Squash en Santander

Aunque siempre han tenido el apoyo del Club Unión, los Becerra esperan poder llegar a otros campos y lograr que las autoridades locales puedan construir campos deportivos públicos.

Enrique Becerra, quien dedicó parte de su vida al squash, es ahora dirigente deportivo.

Además de ser comerciante, Enrique Becerra, quien dedicó parte de su vida al squash, es ahora dirigente deportivo.

 

“En Bucaramanga solo hay canchas en clubes privados, no más. La administración del Indersanander ha sido buena, nos ha ayudado, pero solo falta tener canchas públicas, para poder llegar a más gente y conocer nuevos talentos que no tienen la oportunidad de entrar a un club. Porque si nos ha ido bien con el ‘talento privado’ no me imagino cómo será llegando a otros campos, donde también podremos encontrar capacidades físicas, mentales y técnicas para aprovechar  y así seguir con la idea de masificar este deporte”, manifestó el también entrenador de la Liga Santandereana de Squash.

Hablando de historia

El squash tuvo sus inicios con Carlos Rosales, en el Club Unión, al lado de Sergio Prada y Gonzalo Reyes y luego siguió sus pasos Enrique Becerra.

Después llegó la época de los hermanos Becerra, quienes fueron Cofundadores de la Federación Colombiana de Squash, al poco tiempo de que su padre formara parte de la Liga Santandereana de Squash.

El talento de esta familia ha llevado a la gloria al departamento, que es líder a nivel nacional en la rama femenina. Además la escuela logró ser la primera del país en llevar participantes a un certamen internacional.

Comentarios

  1. Carlos dice:

    Bla..bla…bla…bla…bla..bla…