Menú de categorías

| Jun 17, 2011 | Gente de Aquí

Una mezcla amorosamente picante

Syed fue el encargado de la decoración del sitio, pues le envió desde Estados Unidos una caja con todos los elementos que ambientaron el estilo hindú.

Historia de un pakistaní y una colombiana en Bucaramanga.

Comparar Bucaramanga con Sialkot, una ciudad nororiental de Pakistán, no debe pasársele a muchos por la cabeza.

Sin embargo a Syed Irfan sí, un pakistaní enamorado no solo de Bucaramanga, sino de la mujer que lo trajo a conocer estas tierras, su esposa Katherine Ruiz Meneses.

Aunque a simple vista puede haber muchas diferencias entre la cultura pakistaní y la colombiana, esta pareja ha sabido fusionar sus gustos y disgustos, al punto en que hoy cumplen ya casi 20 años de gozar de una buena relación.

Juntos hablan en común el inglés, la lengua en que se conocieron, pues ni ella habla el urdu ni él ha iniciado con juicio su aprendizaje con el español. Juntos tienen presente que el matrimonio más que una relación de Romeo y Julieta es la oportunidad de gozar y aprovechar de la compañía de esa otra persona. Juntos saben de la importancia de compartir en familia, de llevar siempre una sonrisa como bandera, de disfrutar de una vida sana y de tener lejos a sus familias.

Pero lo que más han gozado desde que comparten sus vidas es sin lugar a dudas la cocina.

Es en este espacio donde saborean el placer de preparar una exquisita receta, de poner a flote la sazón de sus aborígenes y de al tiempo mezclarlos para dar como resultado un excelente plato. Y fue en una venta de comidas, en una pizzería de La Florida, Estados Unidos, donde se conocieron y nació luego la relación.

Por eso, por degustar la cocina criolla de cada uno junto a sus amigos, nació la idea de tener su propio restaurante.

Cuatro meses sobre ruedas lleva este proyecto que continuó con el nombre del antiguo dueño: Kebab.

El restaurante armonizado por los velos y las lámparas que caracterizan a la cultura hindú, hacen parte de las delicias exóticas que ofrecen y que son preparados por ellos mismos.

“Nuestra especialidad son los kebabs (carnes asadas con algo de picante) y otras comidas aromatizadas y marinadas en mezclas de especias internacionales como el jengibre, cardamomo negro y verde, garam masala, canela, clavo, fenogreco, cúrcuma, pimienta roja, melónm entre otras, típicos de las regiones de la India, Pakistán y Turquía”, explicó la santandereana criada en el hogar conformado por Ana Dolores Meneses y Jairo Ruiz.

Sencillez y amabilidad en la sangre

El pakistaní atiende a sus clientes, quienes con frecuencia le preguntan sobre su cultura asiática.

Proyectos laborales

Antes de usar la gentileza con sus clientes, Syed y Katherine llevan estas cualidades en la sangre.

La calidez de sus relaciones familiares y con quienes les rodean es un innegable valor en esta pareja.

“Mucha parte de la cultura colombiana es parecida a la pakistaní, sobre todo el ambiente familiar, la amabilidad de la gente, la hospitalidad; las plazas de mercado y la forma en que algunas personas luchan para sobrevivir diariamente. En la comida también hay cosas en común, la carne asada y el cabro, que aunque se preparen diferente son típicas de los dos países”, explicó el ingeniero de sistemas de 46 años.

Otra de las cosas que comentó es que extraña mucho el compartir con su familia, pues vivió en Sialkot hasta los 20 años.

“Allá están mis padres, cuatro hermanas, dos hermanos y muchísimos sobrinos y sobrinas. No voy hace varios años, ellos nos visitan a Texas, sin embargo la idea ahora es que conozcan Colombia, pues lo han hecho por los ojos de Katherine, dicen que les gusta mucho el paisaje de este país”, manifestó.

Proyectos laborales

Mientras ven cómo prospera el negocio, Syed trabaja al tiempo desde su computador, conectado con su trabajo como gerente de un equipo de programadores de la IBM, en Estados Unidos.

“Sale de vez en cuando a la calle solo, pues a pesar de no hablar bien el español se siente cercano a esta cultura y disfruta de la santandereanidad. También quedó encantado con pueblos del departamento como Guane, San Gil, Barichara y Socorro”, explicó la esposa.

“La idea es que en algún momento se venga del todo para Colombia, pues ya yo estoy acá hace varios meses y para eso está mirando oportunidades laborales”, dijo Katherine quien por su parte pone en práctica todo el conocimiento adquirido en sus estudios de mercadeo y comercio internacional.

Comentarios

  1. Pocheche dice:

    Es este restaurante el mismo que vende mute los domingos? o si no para que coloquen la dirección, es para tenerlo claro e ir…, es muy rico!!!

  2. doctor Tolito dice:

    Lo más mejor son los tamales

  3. Doctor Tolito dice:

    Les recomiendo la chicha de corozo y la limonada de panela es lo mejor de este restaurante

  4. camilo dice:

    ¬¬ arepas? habla enserio?

  5. Doctor Tolito dice:

    Y venden arepas?

  6. andromedo dice:

    ES EL MEJOR RESTAURANTE DE LA CIUDAD ME GUSTO MUCHO VOLVERIA SIN DUDA ALGUNA Y TIENEN MUY BUEN SERVICIO LO MEJOR DE LO MEJOR

  7. Javier dice:

    Un tesoro escondido en Bucaramanga, deliciosa la comida! Si quieren lo mas exótico vayan a la parte final del menú, la comida paquistaní.

  8. Un sitio exquisito para degustar. Un excelente opción para vegetarianos.

  9. claudia bermudez dice:

    la direccion de kebab es calle 41 # 35 – 30 telefono 6321470. Es delicioso no dejen de probar

    1. Alberto de Guerra dice:

      Gracias Claudia por tu colaboracion.

  10. zyzzbrah dice:

    No sería mala idea poner la dirección de Kebab.