Menú de categorías

| Ago 19, 2011 | Periodista del Barrio

“Nuestro barrio dejó de ser residencial”

“Sería agradable volver a tener un barrio tranquilo, despejado y seguro de nuevo”, dice el lector.

“Sería agradable volver a tener un barrio tranquilo, despejado y seguro de nuevo”, dice el lector.

En la calle 58 con 30 hace ya tiempo tiene sus oficinas la Defensoría del Pueblo. Esto era un barrio tranquilo de estrato 5 que se vio invadido por filas interminables de desmovilizados y desplazados, personas queriendo hacer valer sus derechos.

Luego llegó la venta de minutos, empanadas y chicles que sean ido corriendo por algunos vecinos indignados.

Los carros sobre la vía es otro cuento, pues es otra razón para ver más trancones en el sector.

Por: Periodista del Barrio.