Menú de categorías

| Ago 12, 2011 | Salud

Dietas, no ponga en riesgo su salud

Preferir los alimentos integrales por su alto contenido de fibras vegetales.

Esto provoca un estímulo prolongado sobre el centro de saciedad lo que disminuye el apetito.

Buscar una figura armoniosa y tener un peso ideal, no solo es cuestión de vanidad sino también de salud.

No obstante, muchas personas pueden llegar a extremos con tal de conseguirlo.

Esta situación, contrario a su objetivo inicial, pone en riesgo la salud de la persona y puede desencadenar en desórdenes alimenticios muy graves como la bulimia o la anorexia.

Y aunque el ejercicio siempre será la mejor herramienta para conseguir esta figura, las dietas también están en las primeras alternativas.

Tenga siempre presente que estas se deben realizar bajo la supervisión de un profesional pues cada organismo es diferente.

Gente de Cañaveral habló con Luz Amanda Ardila Chacón, nutricionista dietista, sobre los peligros y cuidados que se deben tener en cuenta a la hora de hacer una dieta.

Consecuencias para la salud

Cuando una persona hace una dieta que lee o que alguien le recomienda, generalmente se tiende a suprimir drásticamente los hidratos de carbono y se enfocan en consumir proteínas, grasas y poca fibra dietaría. Aunque este tipo de dietas genera una pérdida de peso por la pérdida de agua y músculo, puede suponer estos riesgos para la salud: *Gluconeogénesis: al reducirse los carbohidratos, el cuerpo utiliza la proteína y la grasa para formar energía. Así se reduce el almacenamiento de proteínas por lo tanto disminuye masa muscular, disminuye el metabolismo y los niveles de energía. *Al utilizarse la grasa como fuente de energía se producen un exceso de cuerpos cetónicos, que son producto normal del metabolismo de las grasas, pero su profusión puede causar acidosis la cual podría afectar el cerebro y el sistema nervioso. También pueden presentar mal aliento, orina de olor muy fuerte, mareos y dolor de cabeza. *El hígado y riñones se someten a un trabajo agotador de eliminación de residuos (las proteínas generan más residuos de los carbohidratos). *Estreñimiento por falta de fibra, vitaminas y minerales. *Debilidad, fatiga, cansancio generalizado, calambres musculares por falta de azúcares y pérdida de electrolitos. *El aumento en consumo de productos animales o grasas saturadas pueden provocar enfermedades cardíacas, colesterol elevado, obesidad y algunos tipos de cáncer.

Sus efectos adversos más comunes son aumento de la tensión arterial, resequedad bucal, constipación, cefaleas e insomnio.

Sus efectos adversos más comunes son aumento de la tensión arterial, resequedad bucal, constipación, cefaleas e insomnio.

Algunas recomendaciones

Tenga en cuenta que siempre lo mejor es ir donde un experto en nutrición que le indique qué dieta puede seguir según su cuerpo.

Tenga en cuenta que siempre lo mejor es ir donde un experto en nutrición que le indique qué dieta puede seguir según su cuerpo.

Tenga en cuenta que siempre lo mejor es ir donde un experto en nutrición que le indique qué dieta puede seguir según su cuerpo. Sin embargo, Luz Amanda Ardila señala algunos puntos y recomendaciones para las personas que quieren bajar de peso. *Lo más importante es querer hacerlo y ser consciente del problema porque hacerlo requiere un gran esfuerzo de voluntad, organización, disciplina y constancia, sumado a paciencia pues el proceso es lento y progresivo si la intención es bajar de peso saludablemente. *Cambiar poco a poco hábitos alimentarios inadecuados y adoptar formas de alimentación saludable con todos los nutrientes que el organismo necesita: proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. *No consumir exceso de alimentos ya que sus calorías no llegan a quemarse y por lo tanto se acumulan en nuestro cuerpo en forma de grasa. *Evitar alimentos que contengan grasas saturadas y azúcares en exceso. *Consumir verduras y frutas frescas cada día. *No picar entre horas y tampoco saltarse las comidas ya que esto genera más ansiedad. *No incorpore o si ya lo tiene disminuya de su dieta azúcares refinados, dulces, bebidas alcohólicas, refrescos con azúcar, bebidas colas o gaseosas. *Consumir lácteos desnatados o descremados. *Preferir los alimentos integrales por su alto contenido de fibras vegetales. *No abusar de fritos y salsas y si es posible, evitarlos. *Comer lo justo y no repetir platos. *Beber 8 vasos de agua al día. *Realizar ejercicio en forma periódica. Es la mejor manera de mantener un buen estado de salud, una figura armoniosa y cuidar el aparato cardiovascular.

Esto provoca un estímulo prolongado sobre el centro de saciedad lo que disminuye el apetito.

Esto provoca un estímulo prolongado sobre el centro de saciedad lo que disminuye el apetito.

Sin embargo, algunas de estas pastillas, llamadas productos anorexiantes o anorexígenos, pueden afectar la salud.

Sin embargo, algunas de estas pastillas, llamadas productos anorexiantes o anorexígenos, pueden afectar la salud.

Cuídese de medicamentos peligrosos

En algunos casos se reporta psicosis y ha causado la muerte en algunos consumidores.

En algunos casos se reporta psicosis y ha causado la muerte en algunos consumidores.

Existen muchas pastillas y medicamentos que ayudan a bajar de peso y que recomendados por un médico y con sus instrucciones, pueden servir. Sin embargo, algunas de estas pastillas, llamadas productos anorexiantes o anorexígenos, pueden afectar la salud. Uno de estos fue la Sibutramina (sacada del mercado) que actúa inhibiendo la recaptación de serotonina, dopamina y norepinefrina a través de sus dos metabolitos activos. Esto provoca un estímulo prolongado sobre el centro de saciedad lo que disminuye el apetito del paciente tratado y generando, en forma paralela, un aumento en el gasto de energía. Ambos metabolitos activos muestran una vida media de 15 horas, por lo que la acción de un comprimido tiene una duración de un día aproximadamente. Sus efectos adversos más comunes son aumento de la tensión arterial, resequedad bucal, constipación, cefaleas e insomnio. En algunos casos se reporta psicosis y ha causado la muerte en algunos consumidores.

“El iniciar un tratamiento para reducir grasa corporal debe estar basado primero en una consulta médica y valoración nutricional para descartar que existan además de la enfermedad de la obesidad otras patologías como hipertensión, diabetes o hipotiroidismo”. Lucila Serrano Orejarena, nutricionista dietista.

Algunos tratamientos de moda

Se utilizan técnicas como la Auriculoterapia, la acupuntura, la dietología, el drenaje linfático.

Se utilizan técnicas como la Auriculoterapia, la acupuntura, la dieto-logía, el drenaje linfático.

Bajar de peso se ha convertido en la meta de muchas personas y por eso cada vez salen más tratamientos.

Estos son algunos:

*Auriculoterapia: hace parte de la medicina china y consiste en estimular los puntos de acupuntura de la oreja para tratar diferentes enfermedades. Se utiliza para bajar de peso pues ayuda a relajar al paciente para que pueda llevar la dieta que se hace necesaria, pues los puntos por sí solos no adelgazan. Los kilos que se pierdan dependen de las características de cada paciente.

*Mesoterapia: proceso para reducir grasa localizada mediante la inyección de pequeñas cantidades de variadas sustancias.

*Liposucción con luz (Lipo-láser): se utiliza una máquina que produce calor que derrite la grasa, por tal motivo no requiere cortes de piel ni anestesia.

*Radiofrecuencia: en esta ocasión se utiliza una máquina que utiliza ondas electromagnéticas que no derriten la grasa, sino que ayudan a metabolizarla y afirman la piel.

La  Medicina Tradicional China enfoca este problema desde una perspectiva integral.

La Medicina Tradicional China enfoca este problema desde una perspectiva integral.

La  Medicina Tradicional China enfoca este problema desde una perspectiva integral. Esto significa que además de buscar el adelgazamiento o pérdida de peso, se intenta equilibras al paciente tanto física como emocionalmente, para que no solo pueda lograr la figura deseada, si no también un buen estado de salud y equilibrio.

Para lograr esto, si bien se utilizan protocolos base de adelgazamiento, el tratamiento puede varias de una persona a otra teniendo en cuenta las características de la  misma.

Se utilizan técnicas como la Auriculoterapia, la acupuntura, la dietología, el drenaje linfático.

No necesariamente se llevan a cabo todas.