Menú de categorías

| Sep 30, 2011 | Periodista del Barrio

“Un barrio no muy tranquilo”

El Periodista del Barrio dice que los arreglos que se hacen en la vía durarían más si se restringiera el paso de vehículos pesados. (Tatiana Celis).

El Periodista del Barrio dice que los arreglos que se hacen en la vía durarían más si se restringiera el paso de vehículos pesados. (Tatiana Celis).

Llegué a la ciudad a vivir en el barrio El Jardín bajo desde febrero de 2011 y he visto algunos inconvenientes, pues no es tan tranquilo como dicen.

En la parte nororiente hay restaurantes que poco a poco han ido promocionado sus espectáculos en cualquier día de la semana, tanto que en varias oportunidades he tenido que llamar a la línea 123 para que intervengan y les hagan bajar volumen a la  estruendosa música.

Otro aspecto que verdaderamente me parece muy difícil de  comprender es por qué las autoridades de la ciudad no se inmutan o peor aún dan el permiso sin ningún control para que  constructores de edificios  de  los  sectores  aledaños  retiren escombros y lleven materiales a sus obras sin control alguno en el peso de los vehículos.

Recientemente una firma contratista realizó un reparcheo desde la entrada principal de la Unab hasta la calle  56 con carrera 36.

Este trayecto se deterioró en aproximadamente 4 meses, como soy residente del barrio pude constatar cuando levantaron la  capa asfáltica  deteriorada  que  su  espesor  en promedio  es  de  5 centímetros en un terreno muy húmedo.

Esto es fácil de verificar porque aún hay algunos segmentos de pavimento tirados a la orilla de la carretera (Iglesia del Espíritu Santo) por su espesor fácilmente puedo deducir que esta carretera es para vehículos livianos.

Estoy seguro que si le pusieran algún tipo de control al tránsito  de trompos mezcladores, volquetas o tractocamiones cargados y restringieran el tránsito a vehículos de máximo peso (de más de 5 toneladas) se evitarían tragedias inimaginables y por supuesto las arcas de la ciudad se ahorrarían buen dinero.

Por: Luis Fernando Jaimes Rincón. Periodista del Barrio.