Menú de categorías

| Sep 16, 2011 | Columnistas

Bucaramanga ¿ciudad espléndida?

Gilberto Camargo Amorocho. columnista de GENTE

Gilberto Camargo Amorocho

La venida de expertos extranjeros nos estimula para saber que Bucaramanga se puede transformar y ser sostenible, que algunas cosas que hicieron allá vale la pena estudiarlas y ver qué aplica esta ciudad.

Pero es claro, cada ciudad es diferente. Bucaramanga tiene características muy propias: su proceso histórico, su localización, la personalidad del bumangués, el pensar del dueño de la tierra, la forma de planear densidades y uso de suelo, ser ciudad región centro de zona de conflicto armado, una región con páramos, ser metropolitana con alcaldías de visión diversa, ciudad dormitorio con buena infraestructura en educación, salud y servicios públicos, un punto donde se concentran oportunidades y debilidades que conllevan bienestar y enfermedad simultáneamente…

En los últimos 50 años hemos sido ciudad destino para desplazados, pero también para inversionistas y el mejor reflejo de este proceso lo da hoy su espacio público y movilidad.

Los expertos en pensar ciudad dicen: “Lo público es un reflejo de lo urbano y su administración”. Por eso para transformar a Bucaramanga se requiere tener un líder que visione la ciudad para que todos y no pocos, siempre estemos bien, que fomente y respete continuidad en políticas, planes, programas y proyectos, con vasto conocimiento de causa para que le crean y con un equipo idóneo que motive modificar actitudes.

La ciudad cambia si yo ciudadano cambio. Tenemos escuelas de filosofía, sociología, salud, arquitectura, diseño industrial, comunicación, trabajo social, historia, ingenierías que nos pueden dar la mano, saliendo de sus cuarteles académicos.

A Bucaramanga la cambiamos nosotros desde el conocimiento, con reflexión participativa y buenos asesores, con una sociedad civil y academia comprometida. Así es posible construir ciudadanía y dar calidad a la vida.

 

Por:  Gilberto Camargo Amorocho.