Menú de categorías

| Sep 2, 2011 | Periodista del Barrio

Incómoda casa de fiestas en la calle 51

Los sábados en la noche hasta las 2 a. m. arriendan una casa en la esquina de la calle 51 con carrera 28 para toda clase de eventos.

Los micrófonos y parlantes bajo techo sin ninguna protección o aislamiento o pared que impida trasladar el ruido hacia las residencia, son el mayor problema con este sitio.

No se entiende esta falta total de respeto para con los residentes de seis edificios multifamiliares que son los vecinos de estos negociantes que solo les importa el lucro personal.

Las autoridades municipales con la pasividad que los caracteriza no hacen nada al respecto, debería haber inspectores nocturnos insobornables y éticos para que los fines de semana presenciaran semejante desorden en que se está convirtiendo Bucaramanga.

Pareciera que para las autoridades municipales prevalecieran los negocios antes que las viviendas… todo por decir que somos la ‘Ciudad Bonita’, la ‘Vitrina para mostrar’ o la ‘Ciudad internacional’… de eso no hay nada.

Por: Amparo Rueda, Periodista del Barrio.