Menú de categorías

| Oct 21, 2011 | Columnistas

Cultura japonesa… aplicable a nuestra cotidianidad

Analizando las diferencias entre Japón y Colombia, existen  cuatro importantes que nos invitan a la reflexión: educación, actitud ante la naturaleza, religión y actitud ante la vida misma (disciplina). En esta edición sólo mencionaremos dos.

Educación: En Colombia se da mucho la educación instructiva, de conocimientos. A nuestros padres les preocupa mucho la calificación obtenida, pero… ¿la educación formativa? ¿Qué valores (honestidad, puntualidad y disciplina) son inculcados en nuestras escuelas y en nuestras familias actualmente?

Actitud ante la naturaleza: En cada acto importante de la vida ellos plantan un árbol: cuando te casas plantan un árbol, cuando nace un hijo se planta un árbol, cuando se ingresa a la escuela se planta un árbol, siempre en todo evento importante de sus vidas se  planta un árbol.

Si tus padres plantaron un árbol cuando naciste, ese árbol que tiene ahora los mismos años que tú será amado con el alma.

Por eso, la juventud tiene que ser emprendedora. Si cada quien plantara un árbol en cada momento importante de sus vidas Colombia sería diferente como individuo y nuestra naturaleza estaría más agradecida y estaría impactada de modo diferente.

Por: Alfredo Gallego Rojas.