Menú de categorías

| Oct 28, 2011 | ¿Qué pasa?

La Floresta, otro sector afectado por el invierno

En la parte alta se pueden apreciar las viviendas, ubicadas a escasos 5 metros del talud.

En la parte alta se pueden apreciar las viviendas, ubicadas a escasos 5 metros del talud.(Fotos suministradas por residentes del sector).

Aunque hasta el momento no hay averías, paredes ni pisos agrietados, el peligro salta a la vista para las 20 viviendas un conjunto residencial ubicado en la calle 65 con carrera 49, del barrio La Floresta.

Allí, hace diez días, el talud que limita a escasos 5 metros de sus casas, se derrumbó.

La intensidad de las lluvias y trabajos de prevención en el talud presuntamente mal hechos, pudieron haber ocasionado el hundimiento.

Gente de Cabecera habló con Abraham Quintero Álvarez, residente del conjunto y perjudicado, pues tuvo que desalojar su vivienda para proteger a su familia.

Un drama con historia

Los residentes del conjunto Monte Mayor ponen en evidencia las supuestas inconsistencias de los cimientos del muro.

Los residentes del conjunto Monte Mayor ponen en evidencia las supuestas inconsistencias de los cimientos del muro.

Los peligros rondan el conjunto desde marzo de 2008, cuando erosionó el talud que colinda con la parte suroriental del conjunto, ocasionando la caída de los gaviones construidos por la Constructora Guanatá Limitada, en 1993.

“Aunque no cumplía con las normas urbanísticas de la época, entre esas dejar 12 metros de distancia del talud, los planos de las casas fueron aprobados por la oficina de Planeación Municipal y ahora vemos las consecuencias”, manifestó el vocero.

Pero una Acción de Tutela contra la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB y la Alcaldía de Bucaramanga, serviría para darle luz al problema, pues en 2010 se adjudicó un contrato al ingeniero Jaime Galán Villamizar, quien comenzó sus trabajos de recuperación en el talud.

Allí se inició un proceso denominado ‘tierra atirantada’, que consistía en anclar varillas en la tierra que además de sostenerse con el talud servirían para mantener unas baldosas que retendrían deslizamientos.

Una vez más cae

Pese a las obras que para este mes avanzaban en el 80 por ciento, un estruendo a las 5:45 a. m. del 13 de octubre pasado prendería de nuevo las alarmas: el talud colapsó en un ciento por ciento una vez más.

“Es evidente, no hay que ser ingenieros para no darnos cuenta que la obra que se hizo no era la adecuada, pues de haber sido así no hubiera colapsado y los casi mil millones de pesos que costó no se hubieran perdido. El peligro es mayor ahora que cuando empezamos este proceso porque los escombros de la obra y las lluvias pueden rodar hasta la quebrada y formar un represamiento. Lo peor de todo es que ha pasado más de una semana y nadie se ha responsabilizado por esto, no hay una interventoría en esta obra y no sabemos qué hacer”, explicó Abraham Quintero, quien al igual que otras dos familias tuvieron que buscar otro sitio para vivir, pues allí corren riesgos.

La falta de filtros entre una y otra baldosa pudo haber acelerado el hundimiento.

La falta de filtros entre una y otra baldosa pudo haber acelerado el hundimiento.

Los vecinos expresaron que las baldosas debieron tenerfiltros para evacuar el agua que va cayendo del talud y así prevenir este deslizamiento.

Los vecinos expresaron que las baldosas debieron tenerfiltros para evacuar el agua que va cayendo del talud y así prevenir este deslizamiento.

En la profundidad del talud pasa una quebrada, lo que puede agravar la situación para el barrio.

En la profundidad del talud pasa una quebrada, lo que puede agravar la situación para el barrio.

Así va Pan de Azúcar

Luego de cumplirse casi dos semanas de la caída de parte de cuatro casas de Altos de Pan de Azúcar, en la carera 49 con calle 52A, como consecuencia del invierno, la situación sigue siendo desesperanzadora para los afectados. Isabel Balaguera, quien vio parte de su casa afectada, aseguró que ninguna entidad se ha acercado al barrio para ver cómo están. “El decir de muchos es que como esto sucedió en Pan de Azúcar no es tan grave, porque estamos llenos de plata, pero no es así. Aquí también vemos con preocupación lo de las casas, pues son pérdidas materiales notorias. Por aquí no ha venido ni la CDMB para ver el terreno y analizar qué fue lo que sucedió”, expresó.

Gente de Cabecera consultó con Orlando Ardila, ingeniero y geólogo consultor independiente, quien nos dio su opinión sobre lo que pudo ocasionar el deslizamiento en Pan de Azúcar. “El terreno es alta pendiente y ha caído agua y ha saturado demasiado el suelo, deben estar sostenidos por muros de contención, esto pudo haber originado el hundimiento. A esto se puede sumar el mal uso del suelo o deforestación que probablemente haya en la zona”, explicó. De igual manera recalcó que muchas de estas casas tienen ya varios años de edificadas y por esto quizá no se le hizo mantenimiento a los filtros de agua, lo que acrecentó el problema con las intensas lluvias.

Comentarios

  1. Arturo Zapata dice:

    Señor Ernesto, este sistema constructivo es altamente eficiente, pero resulta que en la Floresta ejecutaron un plagio del sistema, ya que este sistema fue diseñado por un ingeniero francés, y éste tiene una demanda contra este constructor por plagio del sistema. Acá en Antioquia existen obras realmente complejas de este ingeniero francés desde 1985 y áun permanecen intactas.

  2. Ernesto Puyana dice:

    Ese sistema constructivo es inadecuado. Ingenieros muy conocedores de los problemas geotécnicos y de erosión lo objetan. Pero resulta que es un sistema patentado en el cual aparentemente tiene intereses personales el Secretario de Infraestructura; por eso lo especifican en los diseños que contrata el municipio. Y como es patentado, sólo hay un proveedor.
    Se trata de un típico negociado que demanda la intervención de la Procuraduría y de la Contraloría.. El daño fiscal es evidente.

  3. David Luna dice:

    El señor Oscar Ariza tiene razón, la Floresta es uno de los barrios que actualmente tiene en peor estado las vías, y para completar, la calle 62 que es suficientemente ancha, se reduce a un sólo carril puesto que los conductores dejan los carros parqueados a ambos lados de la vía, así que quien transite por alli debe pasar su vehículo únicamente por el centro, es decir, meterse en esos tremendos huecos. Hace mucho tiempo que esa calle está pidiendo repavimentación.

  4. OSCAR ARIZA dice:

    LA CALLE 62 CON CARRERA 45 NO SE QUEDA ATRAS, YA ESTA LLENA DE HUECOS COMO PARA CRIADERO DE PECES, HAY MUCHO HUECO PROFUNDO, SERIA BUENO QUE VINIERAN Y REVISARAN Y SE DIBULGARA ESTO ANTES QUE EL DAÑO SEA MAS GRANDE Y SUS COSTOS DE REPARACION SEAN MAYORES