Menú de categorías

| Oct 7, 2011 | Columnistas

La libertad y la propiedad privada

Banar Monte De Oca

Banar Monte De Oca

Colombia es un país de leyes cuyos gobiernos en las últimas décadas permitieron que grupos armados ilegales que restringen la libertad al derecho de la propiedad privada de la clase campesina cometieran actos ilícitos, despojándolos de sus propiedades, robándolos descaradamente y amenazándolos si reclaman sus legítimos derechos.

¿Cuánta sangre inocente se ha derramado por estos reprochables actos? Cuando las Leyes de los hombres son extremadamente complejas privan en gran manera a las personas de la preciosa libertad, pero desde luego la libertad absoluta no podrá existir porque se traduciría en anarquía y licencia para hacer el mal y las leyes son necesarias para prevenir que las personas se entrometan en las libertades de otros.

Colombia es un país donde se generan muchísimas leyes, pero se necesitan leyes que restrinjan el mal y el hecho de hacerle daño a otros.

Los colombianos de bien abogamos porque les devuelvan esas tierras a sus legítimos dueños y que estas actividades sean judicializadas y castigadas porque son considerados delitos que van contra la democracia y libertad de nuestros pueblos.

La libertad y el respeto a la propiedad es un tema de gran importancia, de hecho que a través de la historia el hombre ha sido inspirado por Dios para buscar la libertad para sí mismo y para los demás.