Menú de categorías

| Oct 7, 2011 | Punto de Vista

Las travesuras de Daniel

Fabio Eduardo Peña, Editor GENTE

Fabio Eduardo Peña, Editor GENTE

El nombre de Daniel Villamizar Basto es hoy uno de los más impopulares en la ciudad.

Este exfuncionario de la Alcaldía de Bucaramanga tiene empapelada a media ciudad con acciones populares que han generado más que alegría, rechazo.

 Su labor, desarrollada desde hace varios años, consiste en recorrer los barrios de la ciudad y tomar fotos y notas de cuanta presunta anomalía encuentra en las vías, aceras, jardines y construcciones para instaurar acciones populares contra el Municipio y sus habitantes.

Lo que podría parecer loable y que en un comienzo fue aplaudido por la ciudadanía porque logró que se arreglaran algunos abusos contra el espacio público, se fue convirtiendo en un dolor de cabeza para la comunidad.

Es que el señor Villamizar Basto no se contentó con exigir restauración por lo que afectaba el bien común, sino que ahora se pega de cuanto puede para interponer una acción popular, por la cual se gana un dinero, sin tener en cuenta si realmente beneficia a la comunidad o por el contrario la afecta.

Su más reciente actuación tiene en jaque a los habitantes de la carrera 40 a quienes ahora el Municipio se vio obligado a quitarles parte del antejardín en una medida que parece absurda, ya que no se estaba causando ningún mal a nadie y en cambio ahora tendrán que hacer unas erogaciones económicas para restablecer sus entradas a garajes.

En igual situación están cientos de edificios de la ciudad, donde van a tener que hacer demoliciones por cuenta de las travesuras de Daniel, quien, vale decir, fue funcionario de la Alcaldía cuando muchas de estas obras se construyeron.