Menú de categorías

| Nov 4, 2011 | Columnistas

Cultura japonesa… aplicable a nuestra cotidianidad (II parte)

Religión: En ambas culturas la gente cree en un Dios, hacen peregrinaciones, asisten a las iglesias, etc, En Colombia hacemos pliego de peticiones y en Japón ofrecen pliego de peticiones. ¿Cómo así? Sí, una compañía fabrica 1.000 carros al año, los trabajadores en Japón ofrecen fabricar 1.200 al año siguiente; si tienen 5% de errores en la producción, los trabajadores ofrecen reducirlos al 3%. ¿A cambio de qué? ¿Por qué crecen y se mantienen las empresas japonesas? El reparto de utilidades entre los trabajadores cada año equivale a lo que ganan en todo un año.

En resumen, un trabajador japonés entrega todo su ser con disciplina, comprometido con los resultados a cambio de mejor remuneración y obtener parte de utilidades.

De esta forma han logrado cero (0) error, calidad total y el famoso “just in time” ‘justo a tiempo’.

Con un pliego de peticiones a la colombiana no es posible, porque aquí pedimos más días festivos, más regalos, más recompensas por hacer más de lo mismo sin compromiso y sin aportar ningún valor agregado al oficio.

Actitud frente a la vida (disciplina): Los japoneses han superado todas sus grandes tragedias a través de disciplina. No son ni más ni menos inteligentes que el resto del mundo “Tarde o temprano la disciplina vence a la inteligencia”, dijo un japonés radicado en Colombia.

En Japón un empresario solo a partir de los 20 años de haber creado su empresa empieza a sacar utilidades.

Su empresa a los 5 años es un “bebé, a los 10 es un niño, a los 15 es un adolescente y a los 20 empieza a ser adulto “, por lo tanto habrá iniciado su madurez financiera y podrá haber reparto de utilices entre los socios. Por lo tanto es común ver en Japón empresas multimillonarias con empresarios pobres.

¿Sucede lo mismo aquí? No. En la pirámide de nuestra nación, en los primeros 5 años, el que inicia una empresa quiere ser rico lo más pronto posible, el empleado quiere ascender rápidamente sin aportar ningún valor, sin generar resultados y en medio de un facilismo impresionante.

Tal vez estemos en un gran incendio, en una gran crisis política, social, económica, agravada por la pérdida de valores, pero si todos nos comprometemos con nuestro crecimiento personal y con el despertar de conciencia, Colombia podrá ser diferente.

Por: Alfredo Gallego Rojas

Comentarios

  1. Dave Cotton dice:

    “agravada por la pérdida de valores”… Huy como le decimos? Benedicto?… Yo la verdad no leo este periódico, pero no me pierdo de nada con estos artículos tan baratos… Sí! tal vez tiene razón! Colombia tiene gravísimos problemas culturales, pero la analogía que ud hizo entre estos 2 países respecto a su situación laboral no es valida debido a la diferencia de ambos contextos. Además, ud no esta informado de la situación sindical de Colombia en general… no sea ridículo! Como que mas días festivos?, Todos sabemos a veces lo caprichosos que pueden ser los sindicatos, pero decir que quieren “acolitar” la pereza es falso!, lo que buscan son prestaciones en materia de Bienestar… Que a veces la cobertura sea exagerada Sí! Pero lo de pedir días festivos no es mas que su opinión Barata!