Menú de categorías

| Nov 18, 2011 | Gente de Aquí

Héctor Rincón propone educación social dentro de las aulas

El docente Héctor Rincón lidera el proyecto de la mano de la fundación Alas Nuevas. (Javier Gutiérrez).

El docente Héctor Rincón lidera el proyecto de la mano de la fundación Alas Nuevas. (Javier Gutiérrez).

¿Quién no sueña con ver una Bucaramanga libre de pitos, de insultos y de infracciones de tránsito?

Aunque es un ideal para muchos y al tiempo son muchas las ideas que se quedan en el papel, el docente jubilado Héctor Rincón Sierra cree que su propuesta será diferente.

Luego de dedicarle más de 30 años a la docencia en Norte de Santander, Cesar y Magdalena, este profesor espera ejecutar, “ojalá con la entrada del próximo gobierno local”, el proyecto ‘Aprendiendo y formando en valores, una estrategia para construir cultura y convivencia ciudadana’.

Basado en experiencias personales, la idea general que pretende poner en marcha el hombre nacido en Convención, Norte de Santander, es llevar la educación fuera de las aulas y las asignaturas normales que establecen las leyes educativas del país.

“Es crear una nueva idea de comportamiento no sólo en las aulas, el hogar, sino en la forma de actuar en la calle, como buenos ciudadanos. Es poder reflexionar en una solución al conflicto que como peatones vemos a diario, sobre el comportamiento de los conductores de vehículos. Es en estos espacios donde se reflejan nuestros valores”, explicó Héctor Rincón Sierra.

Su plan, que ya fue presentado al alcalde electo de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez, espera sea una realidad dentro del PEI, Proyecto Educativo Institucional, y que haga parte entonces de la educación básica en los colegios.

“Debemos reconocer que en Bucaramanga y Santander en general somos primeros en educación básica, en universitaria, que tenemos buenos proyectos pedagógicos líderes a nivel nacional, que nuestros estudiantes obtienen buenos resultados en competencias o exámenes nacionales, pero ¿dónde está nuestro comportamiento social? ¿No será la falta de educación en este sentido lo que hace que nos cataloguen como una ciudad de carácter fuerte?”, manifestó.

Así funcionaría

El licenciado en Administración Educativa de la Universidad de San Buenaventura, explicó que la idea es que el proyecto haga parte del pénsum en los colegios.

Para lograrlo la idea cuenta con el apoyo de la Fundación Alas Nuevas, que se dedica a la asesoría jurídica y social a madres cabeza de hogar  presidiarias en la Cárcel de Mujeres de Bucaramanga.

“La cuestión es que así como se le dedican 5 o 6 horas a áreas como matemáticas y lingüística, se emplee lo mismo a la educación en valores y en el sentido social”, reiteró.

Se desarrolla a través de talleres de casi un mes de duración, es decir, en el transcurso del año lectivo son de 10 a 12 talleres y se evalúa como si fuera una materia normal “porque lo que no se evalúa no se le da importancia y no vale”.