Menú de categorías

| Dic 23, 2011 | Nuestra Gente

Damas Grises: 42 años aliviando el dolor a los pobres

Rosa Mary Pineda, directora de las Damas Grises, y Leonor Rueda de Campos, coordinadora de Salud de la agrupación.

Rosa Mary Pineda, directora de las Damas Grises, y Leonor Rueda de Campos, coordinadora de Salud de la agrupación.

Finaliza el Año Internacional del Voluntariado y es la ocasión perfecta para elogiar a los grupos que dedican gran parte de su tiempo a mejorar las condiciones de vida de muchas personas.

Una de estas organizaciones son las Damas Grises de la Cruz Roja Internacional, que hace menos de un mes festejaron los 42 años de labores en Bucaramanga.

Con su espíritu solidario y trabajador, estas 71 mujeres cuentan con orgullo que aún tienen entre sus miembros a 3 de las fundadoras del grupo: Carmen Sofía Arenas de Hederich, Mercedes Mutis de García y Edelmira Niño de Parra, quien hace poco cumplió 80 años.

También sacan pecho al mencionar la labor de una de ellas, Carmen Sofía, quien con su experiencia se ha capacitado constantemente en Derecho Internacional Humanitario y quien tiene entre sus menciones una entregada en Suiza por la dirección general de la Cruz Roja Internacional.

Las tres no han parado un solo año de laborar y poner su grano de arena para la recolección de oportunidades de vida para familias de bajos recursos de la región.

Pero detrás de ellas está hoy una líder, se trata de Rosa Mary Pineda González quien es la actual directora de la organización.

Con sus 15 años como Dama Gris, esta mujer exaltó la labor de servicio desde las profesiones u oficios de quienes hacen parte del grupo.

“La mayoría son amas de casa, profesionales, pensionadas, enfermeras, docentes, psicólogas, bacteriólogas, todas desde distintas labores dedicamos tiempo para llegar a una comunidad y ver qué necesidades tienen. A ellos los capacitamos en trabajos manuales y los formamos para que se desenvuelvan solos, sean excelentes ciudadanos y puedan sacar adelante sus familias”, explicó.

El voluntariado es el objetivo central de las Damas Grises, de la Cruz Roja Internacional.

El voluntariado es el objetivo central de las Damas Grises, de la Cruz Roja Internacional.

La educación primero

Otro de los espacios donde laboran son las escuelas. Precisamente este año terminaron labores en el Dorado, del barrio Villabel, donde formaron a 200 niños de estratos 1, 2 y 3.

En sus clases, incluidas en el pénsum académico, impartieron educación a los menores en valores, cuidado del medio ambiente, urbanidad, civismo y comportamiento, además del trabajo directo a los padres de familia como primeros educadores de estas áreas.

La ‘educación integral al menor’ como se llama la asignatura, consta de una hora semanal a base de juegos y dinámicas para los niños.

También prestan servicios gratuitos a los niños especiales del Cenid, Centro de Educación para Niños con Discapacidad.

Ayuda a damnificados

No ignorando la realidad que se vive en el territorio nacional durante este fin de año, estas mujeres reciben y organizan las ayudas para los damnificados del invierno.

“Vale recordar la invitación pues se acabaron las provisiones para quienes han sido víctimas de los fuertes aguaceros. Esperamos que en esta Navidad los bumangueses se acuerden de donar alimentos no perecederos, elementos de aseo, kit de cocina, ropa nueva no usada, elementos para la cocina, ollas y sartenes, entre otras cosas. Pedimos que todo sea nuevo porque cuidamos así la dignidad de la persona y damos cumplimiento a la misión del grupo: prevenir y aliviar el sufrimiento”, dijo la directora.

Trabajo mancomunado

Las Damas Grises trabajan en coordinación con los otros dos grupos de voluntariado que tiene la Cruz Roja Internacional: ‘Juventud’ y ‘Socorrismo’.

Las mujeres se reúnen mensualmente en la Cruz Roja donde se informan las actividades a realizar y los requerimientos que las seccionales tienen con ellas.

 

Comentarios

  1. Carlos dice:

    Que bien