Menú de categorías

| Dic 16, 2011 | En estas calles

No crea en falsas llamadas, lo van a robar

Los robos mediante llamadas telefónicas están creciendo en el sector. (Caricatura de Argón)

Los robos mediante llamadas telefónicas están creciendo en el sector. (Caricatura de Argón)

Dos casos se presentaron por estos días en dos reconocidos conjuntos residenciales del sector. Ambos tuvieron que ver con llamadas telefónicas de falsos funcionarios que buscan engañar a sus víctimas para robarlas. En uno de los casos se consumó el delito; en el otro no alcanzó.

El primer hecho le ocurrió a una señora del sur de la ciudad cuya empleada doméstica recibió la llamada de un supuesto abogado que le solicitó recoger prendas de valor de la dueña de casa, ya que, supuestamente, ella estaba en problemas judiciales.

Con una gran argumentación y buen vocabulario el delincuente logró convencer a la empleada de la mentira que había planeado y la hizo entregar joyas y dinero en efectivo.

El otro caso les ocurrió a dos jóvenes hermanos a quienes un falso funcionario de la Fiscalía les hizo creer que su madre estaba en problemas por unos cheques falsos.

Aprovechando la poca experiencia de los jóvenes el delincuente (una mujer) les pidió reunir la mayor cantidad de artículos de valor y sacarlos de la casa, para evitar un embargo.

Les pidió no llamar a su madre pues ella estaría muy nerviosa. Al mismo tiempo les dijo que entregaran las prendas a una persona que iría hasta su residencia. Por fortuna este caso no se llegó a concretar.

Estos dos hechos prenden de nuevo las alarmas en torno a las diferentes modalidades de robo que están utilizando los delincuentes y que por estos días son más frecuentes.

En qué consiste

Este tipo de fraude tiene las siguientes características:

El delincuente llama al número telefónico, bien sea fijo o celular, de quien haya escogido para robar.

Previamente ha obtenido información de sus víctimas como nombres, teléfonos, sitios donde trabajan, dirección, etc. (Esto lo pueden hacer a través de internet: Facebook, Google, entre otros).

Normalmente se hace pasar por abogado o miembro de la Fiscalía, Policía u otra institución.

Dice que el familiar está en problemas judiciales.

Con gran habilidad tranquiliza a los familiares y se gana su confianza.

Ordena recoger dinero, joyas o cosas de valor para salvar la situación.

Pide no llamar a nadie y actuar rápido.

Al final recoge los elementos de valor, dice que los va a llevar a la persona en problemas y desaparece de la escena.

Recomendaciones

Si recibe alguna llamada donde le dicen que algún familiar o amigo está en problemas no se confíe, lo pueden estar engañando.

Trate de llamar inmediatamente a algún familiar o a la supuesta víctima para corroborar la información.

No entregue nada ni permita que ingresen a su vivienda.

Tenga en cuenta que el éxito de los delincuentes está en su habilidad para convencer.