Menú de categorías

| Dic 9, 2011 | ¿Qué pasa?

No hay por dónde caminar en la 33

Este es uno de los puntos de la carrera 33, entre calles 51 y 52 donde más se invade el espacio público.

Este es uno de los puntos de la carrera 33, entre calles 51 y 52 donde más se invade el espacio público.

Llegó la época de Navidad y con ella el aumento del comercio formal, informal, trancones, invasión del espacio público y ofertas.

Uno de las zonas donde más se pueden vivir de cerca estos factores es en la carrera 33 entre calles 51 y 53.

En el andén sentido norte – sur, incluso en el separador, se ve con frecuencia la venta de frutas y verduras, fenómeno que no sido muy bien recibido por residentes del sector.

“No es bueno para Cabecera que tengamos venta de cebolla, plátano y tomate en plena 33, esto nos desvaloriza las viviendas y los locales comerciales. El gobierno municipal debe tomar cartas, pero muy duras, en el asunto de manera que pueda recuperar el espacio público porque esto se les salió de las manos. Cuando menos nos demos cuenta veremos una plaza de mercado en el separador de la 33”, dijo Virginia de Camacho, residente de la calle 51.

Pero el panorama al otro lado, en la acera del sentido sur – norte no cambia. Allí, en reemplazo de las hortalizas y los tubérculos, los maniquíes se convirtieron en la principal causa de la invasión del espacio público.

En menos de 100 metros, los peatones pueden contar hasta 40 maniquíes de diferentes tamaños y modelos a un lado del andén.

Aunque la Secretaría de Gobierno ha hecho operativos de recuperación del espacio público, los vecinos piden más y con más frecuencia, pues caminar por esta zona para comprar los regalos de Navidad sí que va a ser una odisea para los bumangueses.