Menú de categorías

| Ene 20, 2012 | Columnistas

Cabecera y el 2012

Por: Gilberto Camargo Amorocho

Por: Gilberto Camargo Amorocho

Para este año los habitantes del sector de Cabecera del Llano y demás barrios de la Comuna 12 esperamos que la Administración Municipal nos mire con mejores ojos.

Entre las muchas razones de peso para dar ese giro está la condición de ser una de las comunas que más ingresos le genera al municipio.

Creemos que hay algo a favor: al nuevo alcalde se le ve muy proactivo y asertivo.

Nos interesa como prioridad el rescate de la calidad de vida que comienza con un POT que hable de ciudad verde, sostenible, la de los 15 metros cuadrados de áreas verdes por habitante, con índices de construcción y ocupación que conduzcan a recuperar el equilibrio, pues hoy la capacidad de carga ha producido saturación, caos y hacinamiento.

No aguantamos una licencia más en megaproyectos habitacionales; la trama urbana, las vías y su red de servicios en sus diámetros y resistencia ya llegaron a sus topes.

También es urgente la humanización de la movilidad por medio de un plan con semaforización especial para el peatón, igualmente la defensa del patrimonio histórico, urbanístico, arquitectónico y cultural y que los parques vuelvan a ser parques con olor a clorofila y no a queso rancio.

Por ser comuna que hace parte de la frontera urbano-rural, es urgente la protección de los bosques orientales, sus cañadas, caminos y servidumbres, dado el masivo uso de las mismas como tiempo libre.

Por último acatar los profundos estudios que para el sector realizó la CDMB y el municipio de Bucaramanga, donde además de un diagnóstico crudo se plantean soluciones urgentes y de inmediata aplicación.