Menú de categorías

| May 11, 2012 | Columnistas

¡A plantar árboles se dijo!

Banar Monte De Oca

En Colombia hay más de 25 millones de hectáreas de suelo productivo apto para el negocio forestal comercial, sin embargo solo se aprovecha el 1% de estas áreas.

Fondos internacionales ya están fijando su mirada en Colombia y las oportunidades son gigantes.

Se visualiza un panorama de negocios rentables y una de las ventajas que tiene el país es que al contar con un suelo tropical los árboles crecen más rápido.

Mientras una plantación de eucaliptos se puede cortar a los 12 años en Colombia, esta misma en Chile tarda 18 años y en los Estados Unidos más de 30 años, igual sucede con el pino.

Observemos las ventajas de nuestro país en la producción maderera. No olvidemos que la madera es considerada como el tercer bien básico más negociado en el mundo después del petróleo y el gas.

Nuestro país figura en el ámbito mundial como uno de los mejores destinos para la inversión forestal.

La visión del Gobierno es que para el año 2017 la reforestación se convierta en uno de los renglones más importantes de nuestra economía, incluso podría estar por encima del café.

El consumo per cápita de madera en Colombia no supera los 15 metros cuadrados por cada mil habitantes y a pesar del potencial para la plantación de bosques Colombia importa madera de Chile, Brasil y Ecuador.

Para nuestro país la oportunidad ya está detectada, se considera que Colombia requiere de grandes masas forestadas debidamente y planificadas para aumentar la producción, potencializando el negocio maderero.