Menú de categorías

| May 18, 2012 | Histórico, Nuestra Gente

Don Jaime se fue de Cabecera

Don Jaime estuvo en su tienda por 44 años.

Don Jaime estuvo en su tienda por 44 años.

Desde el pasado octubre cuando la famosa tienda de Don Jaime, como era conocida, cerró en Cabecera los vecinos se preguntan qué fue lo que pasó con él y con su negocio.

Y es que la tienda de don Jaime Bustamante González estuvo ubicada durante 44 años en el mismo lugar: carrera 35 con calle 52 al lado del parqueadero de Pepe Ganga.

Por eso no solo en la memoria de él perdura todo lo vivido durante estos años, sino que él marcó una etapa en la vida de muchos de los hoy adultos del sector e incluso de los más jóvenes.

“Muchos me extrañan así como yo los extraño. Cuando vuelvo por el sector me comienzan a preguntar qué pasó conmigo y el negocio. Yo creo que es porque siempre fui una persona muy correcta, nunca le quedé debiendo a nadie y nunca me presté para hacer ningún negocio malo” señala don Jaime con una voz llena de nostalgia.

El final de una historia

Debido a todos los años que él estuvo con esta tienda, muchos pensaban que este lugar era su casa.

Sin embargo, esta casa le pertenece a la familia de su hermana quien en el año 67 le ofreció montar un negocio en dicho local.

No obstante, ahora que tanto ella como su esposo murieron y ante la necesidad de ofrecer otros servicios, sus herederos decidieron arrendarlo a otros negociantes.

“Al principio me sentí muy mal porque la costumbre, las amistades y todo lo que viví allá, casi me da depresión. Pero aprovecho cuando voy para tomarme un tinto con los viejos amigos” afirma don Jaime quien para sorpresa de muchos hace ya 14 años que vive en Cañaveral.

Por eso él debía irse todas las mañanas desde este lugar para poder abrir su tienda a las 7 a.m. y cerrarla a las 9 p.m.

Ahora un poco más acostumbrado a la nueva realidad don Jaime aprovecha su tiempo para caminar por el sector, para volver a sus labores en la finca porque como lo confiesa entre risas “desayuno y quedo desocupado”.

Por lo pronto, don Jaime tiene claro que no buscará otro negocio, pero que sí disfruta de su tiempo volviendo a recordar sus años en su tienda de Cabecera.

Comentarios

  1. Carlos Barrera dice:

    Toda nuna historia para los que residimos sobre la 35 con 54 , que historias tenemso apra recordar de UN HOMBRE INTEGRO Y LEAL A US VECINos, mucho de nostros , hoy cincuentones , dentro de nuestra formacion , esta DON JAIME, reganos, recomedaciones , y siempre , atento , pulcro y de una grna sonrisa.
    Los pocicles de don jaime , fueorn lo maximo , y que decir , de los helados de palito , sin inumerabels recuerdos de GRAN HOMBRE.
    Un abrazo inmenso lleno de carino , DON JAIME.

  2. Benito Camelo dice:

    Qué lástima que el implacable paso del tiempo y las nuevas tendencias no respeten la tradición. Preferimos llenarnos de centros comerciales y almacenes frios, en los cuales somos solo números. En negocios como la tienda de don Jaime la atención era personalizada, nos llamaba por nuestro nombre y nos sentiamos reconocidos como personas y no como portadores de dinero.
    Ojalá algún dia reflexionemos y entendamos que nada reemplazara a la interacción y calidez del trato humano, respetuoso y cordial.
    Buena suerte don jaime y disfrute de su merecido retiro