Menú de categorías

| Jun 29, 2012 | Salud

La moda que incomoda también puede ser peligrosa

Las mujeres, en la mayoría de los casos, estamos dispuestas a grandes sacrificios con tal de lucir bien. Fajas, cirugías, dolorosos tratamientos, ropa incómoda, e incluso subirnos en unos tacones de hasta diez centímetros todos los días, son solo algunas de las tendencias que la moda nos impone y nosotras decidimos seguir, pero ¿qué pasa cuando estas decisiones afectan nuestra salud? Gente habló con el doctor Enrique Aguilar, especialista en ortopedia de la Royal National Orthopaedic Hospital, Stanmore U.K., quien explicó para nuestras lectoras el peligro de usar tacones altos.

“Las afecciones comienzan por el sitio donde se usan los zapatos, los pies. Un uso inadecuado del calzado va a producir deformidades, especialmente en los dedos. Los zapatos que son puntudos comprimen la parte anterior del pie y producen el recogimiento de los dedos, adicionalmente, esta posición, provoca callos en los dedos, en la planta del pie, o en las dos partes”.

 

Consecuencias a corto y largo plazo

“En la parte posterior los zapatos también van a sacar callos, si a esto adicionamos un tacón alto, esta posición comenzará a producir retracciones en los tendones de la parte de atrás, sobre el tendón de Aquiles. Como el pie está en una posición inclinada, hacia abajo, la parte alta y el tendón que queda allí se van a retraer poco a poco, con el tiempo, esto producirá molestias con la marcha (al caminar) y eventualmente dolores en la columna, especialmente en la región lumbar, porque la mala postura viene desde la parte de abajo”.

 

Problemas de alto alcance

El médico especialista aseguró que “también se pueden producir deformidades en la columna ya que los tacones infieren un aumento de la curva de la cintura (esta condición es conocida como lordosis lumbar) y esto eventualmente implicará la aparición de molestias como dolor, limitación funcional y limitación en los movimientos porque al haber todas las retracciones, la posición de la pelvis se modifica, y al modificarse, la columna va a salir de una forma anómala, alterando la curva de la columna lumbar”.

De acuerdo con el doctor Aguilar, “es muy común este padecimiento en las reinas de belleza ya que usan zapatos supremamente altos. Aunque esta posición de la columna da la apariencia de que tuvieran mejor cola de la que en realidad tienen, ya que la espalda se retrae en la sección inferior, lo cierto es que es la columna la que se deforma”.

Espalda comprimida y abdomen prominente

“Otra de las consecuencias del uso constante de zapatos altos es la debilidad abdominal. Al retraerse los músculos de la espalda, los músculos abdominales adquieren una posición que les impide estar comprimidos y esto los debilita porque se retraen los de atrás y se debilitan los de adelante, es pura cuestión dinámica. Los tacones afectan directamente los músculos, los huesos y la posición de las articulaciones”.

 

Los tacones y la circulación

Aunque no hay estudios que lo demuestren, los especialistas cardiovasculares han detectado que los problemas de tipo circulatorio pueden aparecer o agravarse como consecuencia del uso de zapatos altos. Esto se debe a que la bomba venosa que impulsa el retorno de la sangre está ubicada en la planta del pie y requiere del adecuado funcionamiento de los músculos de las piernas. Con el uso de los tacones, esta bomba pierde eficacia pues la forma natural de caminar se ve alterada.

“El bombeo muscular facilita que la sangre vuelva por las venas al corazón pero el uso de tacones muy altos lo dificulta”. (Tomado de la página web del Instituto Médico Láser de España www.iml.es)

 

“Bájese de esa nube”

El doctor Enrique Aguilar fue enfático al asegurar que “lo más importante es que las mujeres se bajen de esa nube. Para evitar la aparición de estas dolencias lo ideal es que se use algo de tacón, los zapatos completamente planos tampoco son recomendables porque se pierde el arco longitudinal del pie y esto también produciría molestias”.

“Los tacones adecuados son de máximo cuatro centímetros. También es muy importante que hagan ejercicio para fortalecer los músculos abdominales y la región lumbar. Otro elemento clave son los estiramientos. Todas las personas, hombres y mujeres, tenemos que estirar la espalda y los isquiotibiales (parte de atrás de las piernas) que van desde la pelvis hasta la rodilla. Toda esa parte posterior hay que tenerla muy elástica. Es recomendable que las personas hagan estiramientos por la noche y una nivelación de los músculos anteriores y posteriores del cuerpo. Es indispensable tener en cuenta todas estas recomendaciones pues los tratamientos quirúrgicos son la única solución para estas afecciones que se presentan en las mujeres por el uso continuo de zapatos muy altos”.