Menú de categorías

| Ago 31, 2012 | Punto de Vista

Pago por ver

FABIO EDUARDO PEÑA G. / EDITOR GENTE

FABIO EDUARDO PEÑA G. / EDITOR GENTE

Con alborozo se anunciaron dos obras importantes para el área metropolitana de Bucaramanga: el intercambiador de El Bosque y la troncal norte-sur.

No quiero ser aguafiestas, pero permítanme dudar mucho de que esto sea realidad, por lo menos en el corto plazo, tal como se anunció.

Sobre el intercambiador El Bosque, dice el alcalde de Floridablanca que el ministro se comprometió a construirlo este año, lo que luego fue ratificado por el Presidente.

Lo mismo le dijo el exministro Andrés Uriel Gallego al exalcalde Eulises Balcázar Navarro hace cuatro años. Le prometió, le juró, le aseguró que le daría ese regalo a Floridablanca y se marchó sin cumplir.

Luego le fueron a pedir cumplimiento al nuestro ministro Germán Cardona, pero como habíamos pasado de Uribe a Santos, éste dijo que eso no era con él.

Ahora el ministro Peñaloza vuelve a prometer, pero –repito, no quiero ser ave de mal agüero- ¿no fue el mismo que presentó su renuncia hace unos días por problemas de índole judicial? Ahora, con ministro nuevo ¿qué pasará?

El otro tema, el de la troncal norte-sur, es una obra de 300 mil millones de pesos y el gobierno nacional anuncia una partida de $80 mil millones ¿y el resto?

El puente de la novena, que tiene un costo de $123 mil millones, lleva cuatro años en construcción.

Con estos antecedentes ¿cuándo estará la troncal?

Estoy seguro que antes de ocho años no la vemos terminada.

Y a propósito esta es la vía que conecta con la polémica transversal El Bosque que hace dos años debía estar terminada, que ya fue pagada en un 70 por ciento por los residentes de la zona por medio de la valorización, pero que no ha comenzado.