Menú de categorías

| Sep 28, 2012 | ¿Qué pasa?

Continúan las denuncias por estafas en negocios de Cabecera

Son varios los comerciantes de Cabecera que han caído en las artimañas de los estafadores.

Son varios los comerciantes de Cabecera que han caído en las artimañas de los estafadores.

A raíz de la denuncia hecha la semana pasada por una ciudadana víctima de supuestos estafadores de negocios, se conocieron más casos similares de estafas en el sector.

En la mayoría de los casos la descripción de los asaltantes coincide. Las víctimas pidieron no revelar su nombre.

“Lo único que queremos es que se conozcan los casos para que la gente esté despierta y no caiga en la palabrería de esta gente. Enredan muy fácil y cualquiera cae. Ojalá con todo esto las autoridades hagan algo y los agarren”, dijo una de las voces que dio a conocer su caso.

Caso 1

“Al principio de este año fuimos víctimas de las mismas personas. Estábamos vendiendo el negocio de belleza y el tipo mayor que dice ser pensionado y que quiere colocar un negocio, le dice a la empleada que está de turno que quiere hablar con el dueño directamente, hace que ya compra el negocio y cita en el banco a las 2 p. m.

El tipo le dice en frente del dueño a la empleada que él va a ahora a ser el jefe porque ya el negocio está hecho… Por supuesto cuando el dueño se va al banco el tipo se va al negocio y le pide el producido del día a la empleada quien está convencida que en realidad es el nuevo dueño y le entrega el dinero sin desconfiar.

Nosotros hablamos en la Fiscalía, fueron a tomar huellas y también se vio el video de seguridad con el que contamos. De hecho se puede identificar a la persona, pero la Fiscalía dice que no se puede demandar simplemente con un video. Es muy frustrante y lo peor es que como podemos ver siguen con la misma modalidad de robo y les funciona muy bien.

Además como no son grandes sumas de dinero la gente no demanda”.

Caso 2

“Los tipos dicen que son evangélicos, que no les gusta el trago. A la tienda llegaron diciendo que si compraban no iban a vender trago, entonces me dijeron que tocaba recogerlo, es más uno de esos, el más alto me ayudó a recogerlo y luego se lo llevaron. Son dos hombres muy bien vestidos, uno de esos alto, moreno y con gafas.

Hablan siempre por celulares finos y dicen que finca, novillos y plata. A mí también me citaron a las 2 p. m. al banco pero yo no fui porque no podía cerrar el negocio. Tienen el cinismo de hablar de Dios mientras están estafando.

Hablan con mucha seguridad, imponentes y se dan el lujo de regañarlo a uno. A mí me dijeron casi pegándome: “pero sí está vendiendo el negocio o no, entonces para qué ponen el aviso…”.

Eso parece que le dan a uno algo mientras hablan y hablan porque uno se vuelve bobo, bueno boba porque yo creo que esto no se lo hacen a un hombre, le hacen la cacería es a las mujeres.

Yo no denuncié porque eso es perder el tiempo, no hacen nada al respecto. Perdí en ese caso como un millón y medio, pero otros tipos con mañas parecidas también me han robado”.

Caso 3

“Con el paso de los meses me he recuperado de semejante caso en el que estos tipos me retuvieron más de una hora. Estaba vendiendo mi tienda de detalles y llegaron tan elegantes, bien vestidos y haciendo llamadas por celular.

Creo que le dan a uno algo porque después de todo yo sentía que en ese momento no estaba bien, que tal vez hice las cosas conducida por alguna sustancia. Son descarados porque no tienen reparo en regañarlo a uno, en tratarlo mal. Después de eso no he vivido tranquila.

Yo sí hablé con la Policía y hasta les dije que tenía los videos del tipo que quedaron grabados en una tienda y en las cámaras del parque vecino, así podrían identificar los rostros de los tipos, pero fue perdido porque no hicieron nunca nada al respecto.

Es frustrante ver cómo la delincuencia se come esta ciudad y no pasa nada, no tenemos autoridad con mano fuerte que enderece esta gente. Y lo peor de todo es que siguen sueltos, como si nada”.

Comentarios

  1. Catalina dice:

    No sé, la verdad hay gente demasiado ingenua