Menú de categorías

| Sep 28, 2012 | Nuestra Gente

Nunca me encontrarán quieto

( Fotos Javier Gutiérrez )

Camilo Umaña Valdivieso

A Camilo Umaña Valdivieso no le gusta hablar de sí mismo. Por eso para describirlo un poco hay que acudir a su obra, a sus críticos y a su familia.

Sus múltiples ‘vidas’ se concentran en un solo cuerpo y una mente que no descansan, que trabajan y que viven alrededor de crear, exponer, sentir, investigar, plasmar, hablar.

No ve televisión, duerme poco y está en permanente actividad.

Un día de su vida hoy por hoy se puede pasar entre atender a sus pacientes (es médico de la UIS y siquiatra de la U del Rosario), preparar su programa de radio ‘Nuestra mente’ de UIS Estéreo, investigar los comportamientos del ser humano, pintar, esculpir o dictar una charla sobre la paciencia.

Hace más de 25 años es médico siquiatra, campo desde el cual ha desarrollado importantes investigaciones que hoy lo tienen centrado en el análisis de lo que pasa por la mente de nuestra sociedad santandereana y sus problemas.

Ha sido fundador de centros médicos, tiene consultorio en la Clínica Ardila Lülle y en Cabecera. Fue gestor de Isonor, un clínica siquiátrica donde realiza investigación científica.

Amante de la música, buen cocinero, casado con Alba Serrano y padre de dos hijos, Camilo Umaña ha desarrollado siempre otra pasión: la del arte.

La misma que lo ha visto evolucionar entre la pintura y la escultura y que él describe como “una forma innovadora e integrada que atrapa tanto a observadores como a críticos”.

Su formación en este campo es ecléctica e iconoclasta que empezó en el Dicas y siguió de la mano del maestro Jorge Mantilla Caballero.

Ha incursionado en el Surrealismo (1975-1990), Geometrismo (1985-2005), Pintuescultura (2006-2011), Lienzos desprendidos (2010) y FragMentes (2012).

De su obra dice Ana Cecilia Ojeda: “Como la vida, lo heterogéneo toma forma y se acomoda, se imbrica, el detalle no es más importante que el conjunto, hay equilibrio, armonía, movimiento, caos, pero ante todo hay goce…”.

Camilo Umaña (Fotos Javier Gutiérrez)

Camilo Umaña (Fotos Javier Gutiérrez)

El propio Camilo reconoce que uno de sus momentos más importantes fue la exposición que realizó en Italia, que le abrió muchas puertas y le permitió ser reconocido en la escala de artistas importantes.

Después de aquel momento ha vuelto a la misma Italia, a España y a Francia con exposiciones que dan mucho qué hablar y que quiere que en nuestro país abran un espacio.

Mientras tanto seguirá trabajando como siquiatra, como artista, como consultor o desde cualquier otra faceta por que “usted nunca me verá quieto”.

 

Comentarios

  1. Carolina dice:

    Por eso sera que ya como psiquiatra no sirve,ya me doy cuenta porque cuando se va a consulta se la pasa bostezando!!!!