Menú de categorías

| Oct 12, 2012 | Columnistas

La movilidad está en cuidados intensivos

Por Rodolfo Reyes Cáceres

Hay gran expectativa por los recientes sucesos en materia de movilidad, cuando se vio afectado seriamente el orden público debido al descontento general de los usuarios de Metrolínea.

A este proyecto –como es evidente- le faltó una mejor planificación. En primer lugar hay que tener en cuenta que no todas las obras del proyecto en mención están terminadas, hay problemas con la fase II al igual que con la fase I, y en la zona del portal de transferencia, en Papi quiero piña, hace tiempo se suspendieron los trabajos.

Los directivos de Metrolínea, sin tener en cuenta toda esta serie de inconvenientes y como le venían anunciando, arrancaron con la fase II y las consecuencias no se hicieron esperar: caos total, retiro de buses convencionales, cambios de rutas, desaparición de otras y la gravísima afectación a los usuarios, trabajadores y gente de todos los estratos que tienen al bus urbano como su único medio de transporte.

Uno de los sectores más afectados definitivamente fue Piedecuesta, cuya población vio desaparecer, de un momento a otro, las rutas que por tantos años los trasladaron de esta población a Bucaramanga, en un tiempo aproximado de 30 minutos y sin necesidad de trasbordos.

Siempre se pensó que este sistema de transporte integrado sería una maravilla. Comodidad, rapidez, valor del pasaje accesible y que cubriría al menos un 70% de todos los barrios de la ciudad, pero no fue así y la copa se rebosó hace unos días cuando empezó a operar la fase II, cuando los usuarios tuvieron que ingeniárselas para llegar a sus destinos y atender sus compromisos.

Bienvenido todo lo que proporcione bienestar a una ciudad y a sus habitantes, pero el modernismo en cuestión de movilidad a nosotros nos llegó cojeando, esperamos una mejoría antes de que pase de cuidados intensivos a su desaparición.

Comentarios

  1. Miguel dice:

    NO SOLO LA MOVILIDAD ESTA EN CUIDADOS INTENSIVOS, LA SEGURIDAD, LA INDIGENCIA, LA POBREZA, LA OCUPACIÒN DEL ESPACIO PÙBLICO, ETC. BUCARAMANGA NECESITA CON ARACTER URGENTE UN ALCALDE PROGRESISTA, REALIZADOR Y CON SENTIDO DE PERTENCIA.