Menú de categorías

| Oct 5, 2012 | Gente de Aquí

“Una obra de Dios para los niños enfermos de cáncer”

Cada niño recibe para su viaje al mar un kit con vestido de baño, chan-cletas y toalla. Esto fue en el reciente viaje a Cartagena y Barranquilla, en septiembre.

Cada niño recibe para su viaje al mar un kit con vestido de baño, chancletas y toalla. Esto fue en el reciente viaje a Cartagena y Barranquilla, en septiembre. (Suministradas).

Ver la sonrisa de un niño que sabe que viajará a Cartagena con todo pago para conocer el mar… ese es el mejor pago que Esperanza Luna de Almeyda recibe por su trabajo diario con los niños enfermos de cáncer del Hospital Universitario de Santander, HUS.

Su corazón fue tocado desde hace más de 10 años cuando empezó a hacer parte de grupos católicos de obras sociales y fue luego cuando junto a otras personas decidieron crear la Fundación Amor y Esperanza.

Lo hicieron pensando en brindarles bienestar a personas con enfermedades terminales y desde entonces no han logrado salir de la Unidad de Oncología del HUS.

La oración diaria es el alimento para no solo tomar fuerzas en su labor humanitaria de todos los días, sino para compartir esa fortaleza con los niños y los momentos duros que viven por su enfermedad.

Los niños disfrutaron de la comida del mar y las buenas atenciones de los cartageneros.

Los niños disfrutaron de la comida del mar y las buenas atenciones de los cartageneros.

“Ellos me han enseñado y dado lecciones de vida.  Las bendiciones que he ganado para mí como persona, como ser humano, para mi esposo que ha sido el primer voluntario… han sido grandes”, manifestó Esperanza, quien gracias a que su esposo tiene un buen trabajo ella puede dedicar todo su tiempo a la fundación.

Toca puerta por doquier y milagrosamente recibe de muchas personas ayudas que deposita en su mochila, siempre pensando en darles lo mejor a estos niños.

Recién llegados de la playa

Esta semana está feliz y agradecida. Gracias a ayudas de empresas y corazones solidarios logró llevar a 49 niños y 26 madres a Cartagena y Barranquilla.

“Fue hermoso y logramos conseguir allá padrinos para muchos niños de Bucaramanga. Tuvimos el apoyo del Hotel Hilton que les dejó estar en sus playas, les dio almuerzo. En Barraquilla la Universidad del Norte nos ayudó para entrar al zoológico… ellos estaban felices y agradecidos con todas las personas que hicieron su aporte para cumplir su sueño de conocer el mar”, narró.

La fundación

Entre las acciones que durante el año realiza la fundación con los niños están: entrega en enero de un kit escolar, asistencia espiritual, formación, actividades sociales, culturales el Aguinaldo navideño, la celebración de cumpleaños, paseos a Panachi, a Acuarela y a La Mesa de Los Santos y viajes a Santa Marta, Barranquilla y Cartagena.

Por el momento se tiene proyectado instalar computadores e internet en la sala de espera de oncología del HUS para que los niños tengan acceso a la información y al entretenimiento mientras les toca su turno médico.

Si

CONTACTO

Si desea ser uno voluntario donante de la Fundación Amor y Esperanza puede comunicarse con el 300 6125074.

También puede seguir al grupo en Facebook: Fundación Amor y Esperanza.