Menú de categorías

| Nov 9, 2012 | ¿Qué pasa?

Bombas de helio…. bombas de tiempo

El pequeño Jacobo sufrió quemaduras en su cara que debieron ser tratadas por especialistas.

El pequeño Jacobo sufrió quemaduras en su cara que debieron ser tratadas por especialistas.

El caso de dos niños que en medio de celebraciones familiares terminaron quemados tras la explosión de unas bombas de látex, aparentemente infladas con helio, evidencia la grave situación que se viene registrando hace tiempo en la ciudad y el país: la comercialización de globos cargados de nitrógeno para fiestas y celebraciones de todo tipo.

La historia más reciente, la de Jacobo Espinosa Díaz, sucedió hace unos meses en un prestigioso colegio de Bucaramanga, donde la madre del niño quiso festejar su cumpleaños.

Ese día, Jimena Díaz, compró 20 bombas en un local comercial especializado en decoración de fiestas y ubicado en el sector de Cañaveral.

Los globos fueron inflados en el negocio y transportados en el carro particular de la familia.

Apenas se iba a iniciar la celebración, el padre de Jacobo llegó con las bombas atadas a su mano y cuando intentó abrazar a su hijo sucedió lo inesperado.

“Las bombas estallaron. No sabemos si fue el calor o qué, porque las bombas nunca hicieron contacto con nada”, relata aún conmovida Jimena.

Tras la explosión simultánea se produjo una llamarada que alcanzó a varias personas.

“El papá del niño salió corriendo y el niño quedó sentado. Yo vi a mi hijo llorando pero no le vi la ropa encendida.

“El papá se bañó de inmediato, pero se le quemó parte del pelo, la cara, las manos, las cejas, las pestañas, el cuello. Sentía un gran ardor.

“Una niña se quemó el pelo.

El padre de Jacobo fue uno de los más afectados. Sus manos, cara y cuello resultaron seriamente afectadas.

El padre de Jacobo fue uno de los más afectados. Sus manos, cara y cuello resultaron seriamente afectadas.

“A Jacobo se le quemaron las cejas y las pestañas, quedó con el pelo amarillo y pedazos de globo en la cabeza”.

De inmediato fue trasladado a un centro médico de la ciudad. El niño ha sido atendido por cuatro médicos y aún hoy tiene que usar bloqueador cada dos horas, sombrero y no le puede dar el sol.

Su tratamiento durará hasta que desaparezcan por completo algunas manchas que aún quedan en su rostro.

Su padre, por su parte, presentó quemaduras de segundo grado y aún está en tratamiento.

Otro caso

No era la primera vez que se presentaba este tipo de ‘accidentes’ en el área metropolitana de Bucaramanga.

Hace un par de años sucedió un caso similar en el seno de la familia Albarracín Caballero.

Hace dos años Santiago Albarracín Caballero fue afectado por la explosión de varios globos inflados con hidrógeno o helio casero.

Hace dos años Santiago Albarracín Caballero fue afectado por la explosión de varios globos inflados con hidrógeno o helio casero.

En esa ocasión Ana Cecilia Caballero Gómez había organizado una fiesta de cumpleaños en el salón social del conjunto Hacienda Don David ubicado en Cabecera del Llano.

“Yo contraté con una tienda de decoraciones reconocida y no escatimé en gastos. Compré bastantes globos y tengo la factura donde me afirmaban que eran globos inflados con helio.

“Los decoradores fueron a mi casa con unos globos en racimo que quedaron suspendidos en el aire.

“Cuando se estaba terminando la fiesta, mi hijo se había sentado en una silla debajo de varios globos y de un momento a otro un racimo se acercó a una bombilla y explotó.

“Una llamarada bajó del techo y cogió a mi hijo que se quemó el rostro y las manos. A otro niño se le quemaron los brazos y se le desprendió la piel”, dice la madre.

Al final, el pequeño Santiago de ocho años tuvo quemaduras de primero y segundo grado, estuvo un mes hospitalizado y le dieron incapacidad de un año, durante el cual recibió tratamiento especializado.

 ¿Qué está pasando?

Con base en esos testimonios Gente investigó y encontró que en la ciudad, como en muchas otras partes, se comercializan bombas de látex aparentemente infladas con helio, pero que en realidad contienen gases como el hidrógeno que resultan altamente inflamables y peligrosos.

Se trata de productos fabricados de manera artesanal y que se comercializan tanto en negocios debidamente registrados como en ventas callejeras.

Se le conoce como helio casero.

Su fabricación se realiza en barrios populares de la ciudad y posteriormente se vende envasado en cilindros a negocios del área metropolitana.

La propietaria de uno de los negocios donde se vende este helio casero confirmó a esta redacción la situación.

“Lo que pasa es que es más barato que el helio que venden las empresas debidamente autorizadas”, dijo la fuente que solicitó la reserva de su nombre.

Añadió que en la ciudad existen personas que visitan los establecimientos y les ofrecen su producto, hecho que ha tomado mucha fuerza últimamente.

Esta foto corresponde a las bombas que se utilizaron durante la reunión de la familia Albarracín Caballero.

Esta foto corresponde a las bombas que se utilizaron durante la reunión de la familia Albarracín Caballero.

Gente de Cabecera adquirió varios globos en los puntos de venta donde se expendieron los de los citados accidentes y otros en otros lugares de la ciudad y en ventas callejeros, con el fin de comprobar su contenido.

Con la ayuda del Laboratorio de Cromatografía de la Universidad Industrial de Santander, se realizó una prueba de gases que arrojó el siguiente resultado:

“Se observa en el análisis por S-HS-GC/TCD de las muestras, la presencia de un compuesto con un tiempo de retención, tR=4.3 min. similar al tR del hidrógeno empleado como referencia. Con ello se determina que las muestras contienen hidrógeno”.

Pero ¿qué diferencia hay entre una bomba inflada con helio y otra con hidrógeno?

Deyanira Caballero Méndez, Química M.Sc de la UIS dijo que “el helio es un elemento no reactivo, mientras que el hidrógeno sí es altamente inflamable.

“En caso de que exista una fuente de ignición, que aumente la temperatura (bombillos, cigarrillo) puede provocar un estallido y una reacción en cadena. Es como la gasolina”, dijo.

Daños pueden ser irreparables

Las manos del padre de Jacobo.

Las manos del padre de Jacobo.

El doctor Eduardo Albarracín Ferreira, Cirujano Plástico del Hospital Universitario de Santander y quien labora en la Unidad de Quemados, dijo que en los casos descritos en este artículo los afectados sufrieron “quemaduras GII superficiales, intermedias y profundas que comprometían cara, orejas y miembros superiores incluyendo manos y dedos”.

Su tratamiento requirió “hospitalización y allí se inició antibioticoterapia, analgésicos y curaciones diarias. El tratamiento rehabilitador se manejó durante 1 año con vendas de presión especiales para quemados, lubricación y protección solar”.

Además de las secuelas sicológicas que dejan, este tipo de quemaduras conllevan “cicatrices e incapacidad para realizar por cierto tiempo deportes donde haya exposición al sol”, explicó el galeno.

Cómo se fabrica helio casero

Un experto le dijo a Gente que el helio casero o hidrógeno que se está comercializando en la ciudad es fabricado sin ningún tipo de control ni medida de seguridad alguna.

“Lo que hacen es que normalmente se roban los cilindros y le quitan la parte de la válvula para introducir partículas de zinc o un metal barato. Luego le riegan un ácido (sulfúrico o clorhídrico) que cuando reacciona libera hidrógeno de una pureza del 99 por ciento. Ese gas no tiene olor”.

Tenga en cuenta

En el área metropolitana de Bucaramanga empresas como Linde y Cryogas tienen autorización para comercializar helio. Este es un producto escaso en el mundo y su costo es elevado.

Representantes de estas empresas dijeron que el problema se presenta hace muchos años, pero que hasta el momento ninguna autoridad ha hecho nada al respecto. Sin embargo, advirtieron a la comunidad que cuando vayan a comprar globos de helio exijan:

– Que los cilindros tengan etiquetas con indicaciones de seguridad.

-Por estándar internacional los cilindros son de color café y tienen el nombre de la empresa distribuidora.

– De ninguna manera los cilindros deben mostrar signos de deterioro.

Es nuestra forma de sustento

Estos son los cilindros decomisados que no reúnen las condiciones de seguridad

Estos son los cilindros decomisados que no reúnen las condiciones de seguridad

Gente conoció la historia de una de las personas que fabrica y comercializa helio casero en Bucaramanga. Se trata de Gladys V. cuya familia ha vivido de este trabajo hace 30 años.

Según Gladys este es su único medio de sustento y aunque reconoce que manipular hidrógeno puede resultar peligroso, considera que el riesgo más grande lo tienen ellos, los fabricantes, no los compradores.

¿Cuánto vale un cilindro de 200 c.c.?

Cargado y con el cilindro vale 330 mil pesitos.

¿Y para cuántos globos alcanza?

Sabiéndolo trabajar (yo le enseño) alcanza para unos 400 o 450 globos.

¿Y esto es helio?

Claro mi amor eso es helio, claro que no como el de la empresa, es mejor este porque uno le echa más químico. Eso es casero.

¿Usted misma lo hace?

Sí.

¿Y no es peligroso?

Pues sí, el peligro es para uno. La bomba de tiempo es la cargada.

¿Y cómo lo producen?

A eso se le echan cuatro metales, productos químicos y cuando esté listo hay que parar la bala porque se le puede estallar. Yo llevo ya 33 años y bendito Dios no me ha pasado nada.

¿Los negocios le compran?

Sí yo vendo a varios negocios de la ciudad.

¿Y cuánta gente trabaja en esto como usted?

Esto es una familia y somos como diez. Yo mando a las ferias de Girón, Bucaramanga y Sabana de Torres.

¿Está segura de que no es peligroso?

Yo tengo Facebook y ahí puede ver que tengo como seis mil decoraciones que se han hecho a través del tiempo. Yo le garantizo ciento por ciento que no es peligroso, el peligro es para uno.

Hablan las autoridades

La Secretaría de Salud de Bucaramanga, en cabeza de Claudia Amaya Ayala, dijo que su despacho no tenía conocimiento de esta situación, pero que tomarán medidas al respecto.

“Personalmente no tenía conocimiento del tema. Nosotros venimos trabajando en todo lo que tiene que ver con riesgo en salud pública y sensibilizaremos a los comerciantes para que compren a proveedores certificados, además buscaremos identificar dónde se está produciendo este producto para hacerle control sanitario. Es importante decirle a la comunidad que no se puede cambiar plata o precio por seguridad”.

Comentarios

  1. Rosa M. Rico dice:

    Dra. Deyanira caballero gracias por iluminarnos con tú sabiduria

  2. yoamoaBucaramanga dice:

    Muy bueno el comentario, aunque hay que aclarar que estas son opiniones de los que leen esta web y no del periodista. Los puntos malos son para los opinadores, no veo errores en la nota del periodista.

  3. Ngluca dice:

    Urgente, Vanguardia DEBE instalar un corrector de ortografía para el uso de los “periodistas” y los usuarios. Que atropello al idioma en los comentarios.”hay que dar este vos a vos de alerta por” voz a voz o es que sos caleño?. “Que etselente … “el orguyo” Excelente, orgullo, sin comentarios. ” doctora no valla a ser”, vaya. Google busque que significa valla y vaya.

  4. picardias dice:

    Dios mio a que se estan exponiendo tantos niños en piñatas y reuniones, en fin toda persona que asiste algun evento;por favor colegios, facebook ,twitter ……hay que dar este vos a vos de alerta por las secuelas de una quemadura son eternas.

  5. Gloria dice:

    Excelente tema… no tenía ni idea gracias por la información, con artículos como estos se pueden prevenir muchos accidentes. Ojalá la Alcaldía tome cartas en el asunto antes de que más niños y adultos salgan perjudicados o, Dios no lo quiera, se explote una bala de esas en una casa de los fabricantes.

  6. Monica Caballero dice:

    Que etselente comentario y explicación el de la Dra. Deyanira Caballero Méndez, el orguyo de Piedecuesta y Provenza.

  7. carlos franco dice:

    que respuesta de la doctora clara amaya eso si es la tapa..estimada doctora le informo que la secretaria de salud recibe todos los reportes de las clínicas,hospitales y centros de salud a su secretaria y es increíble o mas bien no creíble que usted no se aya enterado pero desde que se inventaron las escusas todo el valedero…mas comunicación doctora no valla a ser que ocurra algo mas grave y usted no se entere y respecto a este caso ponga a trabajar a su equipo de la secretaria de salud que esto es un aviso no esperemos que ocurran mas casos y mas victimas.

    1. yeci dice:

      pues si que miedo pero los padres devieron estar pendientes de ellos

  8. Jorge dice:

    Increible que un elemento tan volatil como el hidrogeno sea manipulado en casas resisdenciales
    Pero a la polvora si la persiguen