Menú de categorías

| Nov 16, 2012 | Punto de Vista

Podemos construir una mejor ciudad

Fabio Peña

Fabio Peña

 Que tal si un día todos nos propusiéramos cumplir una o todas de las siguientes propuestas:

         No botar un solo papel a la calle.

Conducir sin tocar ni una sola vez la bocina o pito.

Recoger los excrementos que dejan nuestras mascotas.

Barrer hacia adentro y no hacia afuera.

Hacer fila para esperar el servicio de transporte público.

Cruzar la calle por la esquina.

Salir en nuestro carro con más de un pasajero a bordo.

Ceder el puesto a las damas o ancianos.

Escuchar música sin incomodar a los demás.

Estacionar en lugares permitidos y no donde me venga en gana o me quede más cerca a donde voy.

Respetar el espacio común y no atravesar el carro en los cruces así el semáforo esté en verde.

Caminar por la derecha, especialmente en las aceras y cuando subimos o bajamos una escalera o atravesamos un puente de uso común.

Disponer los residuos o basuras según su categoría, es decir, reciclar.

Utilizar los puentes peatonales, cebras, o túneles cuando necesitamos atravesar una vía.

Despejar los andenes y vías públicas.

Si nos pusiéramos como tarea cumplir algunos de estos preceptos estaríamos contribuyendo a hacer de nuestra ciudad un mejor sitio para vivir.

En nuestras manos está que las cosas cambien y sin tanto esfuerzo y con mucha razón y corazón podemos hacer grandes transformaciones.