Menú de páginas
TwitterRssFacebook
Menú de categorías

| feb 8, 2013 | Punto de Vista

¿Quién frena a los falsos taxistas?

Fabio Peña

Fabio Peña

Hasta hace algún tiempo era común que las noticias se refirieran a asaltos a taxistas, gremio que se ha visto perseguido por la delincuencia durante muchos años.

Sin embargo, causa sorpresa que últimamente la prensa señala de casos de taxistas que atracan a sus pasajeros.

Dos casos puntuales se han presentado en el último semestre: uno en Pan de Azúcar, donde una joven mujer fue atracada por un conductor de servicio público, quien varios días después fue capturado por las autoridades; el otro caso sucedió recientemente también en el sector de Cabecera, cuando un joven que había tomado un taxi en horas de la madrugada fue asaltado por el chofer, quien le quitó su celular y el dinero que llevaba.

Estos casos prenden las alarmas sobre un hecho que se está multiplicando en la ciudad y que es común hace varios años en Bogotá: la utilización de taxis por parte de bandas de delincuentes, que ya no solo usan estos vehículos para escapar cuando cometen ilícitos, sino que ahora roban a los pasajeros y hasta cometen actos de violación a mujeres.

Es hora de hacer algo para controlar esta situación.

Algunas empresas de taxis han acudido a la tecnología y a rigurosos exámenes a sus choferes para prestar un buen servicio, pero es vox pópuli que en la ciudad circulan cientos de carros que pertenecen a bandas delincuenciales y que sin control algunos están haciendo de las suyas.

Por eso la comunidad debe tomar medidas de precaución y si va a utilizar el servicio de taxi cerciórese de qué empresa es, o para mayor seguridad solicítelo por teléfono.