Menú de categorías

| May 17, 2013 | Gente de Aquí

Piden retirar antena de telecomunicaciones

La antena está ubicada en un predio del barrio Terrazas.

La antena está ubicada en un predio del barrio Terrazas.

Las quejas de residentes del barrio Terrazas crecieron esta semana respecto a la instalación de una antena de telefonía móvil en la carrera 45 entre calles 54 y 55.

“Mi mamá tiene 86 años, sufre de trombosis y tiene problemas cardiovasculares y según tenemos entendido estas antenas emiten radiaciones que afectan la salud de quienes vivimos cerca. Exigimos a la empresa que la puso que por favor la retire a una zona que no sea residencial, alejada de estos barrios para que no afecte la salud de nadie”, reclamó Rodrigo Lorza, uno de los ciudadanos que se comunicó con esta redacción para manifestar su inconformismo.

De la misma manera lo hizo Gloria Ríos, quien expresó que en su casa hay hipertensos y personas de la tercera edad “quienes se verían gravemente afectados si no quitan pronto esa antena del barrio”.

Ricardo Lagos también manifestó su preocupación, pues aunque no vive en la misma cuadra donde está instalada la antena desde hace dos meses, sino a dos manzanas de distancia, cree que se podría originar un problema de salud pública.

Todos ellos coincidieron en decir que habían llamado a la empresa que la instaló pero que nunca recibieron información.

Igualmente Gente de Cabecera logró comunicarse con la línea de atención al cliente para saber a quién se le hace saber directamente esta problemática, pero ningún operador supo dar una respuesta concreta ni sabia.

¿Sí afecta la salud?

Según la Agencia Nacional de Espectro, ANE, entidad pública experta en espectro radioeléctrico “no existen estudios científicos concluyentes de organismos nacionales o internacionales (competentes) que demuestren que las antenas de radiocomunicación ocasionan fuertes radiaciones que pueden incidir de manera peligrosa en la salud de la población”.

Por su parte Paolo Vecchia, autoridad internacional y asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en este tema ha asegurado que no hay evidencias sobre peligros para la salud, pero tampoco negó los riesgos.

“No tenemos ninguna evidencia coherente y convincente de que los campos electromagnéticos de alta frecuencia (de antenas y celulares) pongan en riesgo la salud y reduzcan la duración de la vida humana, ni que produzcan cáncer. Las antenas emiten señales que son muy débiles, lo que es una razón más para pensar que no pueden causar daños a la salud”, dijo el experto a un medio nacional.

Está reglamentado

En 2005 la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT y la Organización Mundial de la Salud, OMS establecieron los límites máximos de los campos electromagnéticos para las telecomunicaciones, los cuales fueron adoptados en Colombia a través del Decreto 195 de 2005 y la Resolución 1645 del mismo año.