Menú de categorías

| Jun 21, 2013 | Punto de Vista

Para reciclar hay que educar

 

Fabio Peña

Fabio Peña

Muy interesante la propuesta del gobierno de iniciar un verdadero y serio proceso de reciclaje en Bucaramanga y su área metropolitana.

Reciclar es una forma de ahorrar y de ganar, contribuyendo en gran medida a la preservación del medio ambiente y de las especies.

Pero todo este proceso solo puede llegar a feliz término si se conjuga con una adecuada y eficaz pedagogía que debe involucrar a todos los miembros de la familia y de la comunidad.

He percibido buenas intenciones en muchos conjuntos residenciales donde se les pide a los residentes reciclar en casa, pero a la hora de disponer los residuos en el cuarto de la basura no hay canecas especialmente marcadas y diferenciadas de las demás, lo que lleva a que nuevamente se confunda una basura con otra.

Entonces, es deber de las administraciones municipales enseñar sobre esta materia a los líderes de las comunidades y, por qué no, pensar en dotar a la ciudad de los elementos necesarios para hacer una adecuada separación de los residuos.

Igualmente es muy importante hacer claridad entre la comunidad sobre qué elementos son reciclables y cómo debe hacerse este procedimiento. De esta forma se logrará que la gran mayoría de los elementos que se pueden reutilizar lleguen en condiciones aceptables. Por ejemplo, los productos enlatados una vez son desocupados no pueden ser guardados sin antes haber sido limpiados adecuadamente.

Son muchos los aspectos por tratar y el tiempo que hay que dedicarle a este buena causa.

El área metropolitana de Bucaramanga debe ponerse como meta ser la región de Colombia donde más alto porcentaje de basura se recicla, así se preserva el medio ambiente y se genera empleo.